S.D. HUESCA

La jueza decreta el archivo del Caso Oikos

Tras la decisión de la jueza en el Caso Oikos cabe recurso por parte de la acusación, donde se encuentran La Liga o la RFEF, pero los implicados confían en que no hay nada punible
La causa comenzó hace casi cinco años
photo_camera La causa comenzó hace casi cinco años

Se acabó el Caso Oikos, o casi. La jueza Alicia Bustillo, titular del Juzgado de Instrucción número cinco de Huesca, ha decretado este miércoles el archivo de todas las causas, entre las que destacan la del expresidente de la Sociedad Deportiva Huesca, Agustín Lasaosa, y el director financiero Carlos Laguna. Bustillo recoge el hilo de la petición de sobreseimiento por parte de la Fiscalía y considera que no hay contenido incriminatorio. Cabe recurso contra el auto, y en la acusación particular continúan por ejemplo LaLiga o la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) pero los implicados confían en que este sea el punto y final.

Así lo ha asegurado a este diario el abogado de Agustín Lasaosa, José María Fuster Fabra, quien resumía que, ni hay hechos probados, ni los que se imputan son punibles, en referencia a las supuestas primas al Reus por ganar al Real Valladolid. En este sentido, pesa la sentencia del Tribunal Supremo con el Caso Osasuna, que sentó jurisprudencia a la hora de determinar que estos pagos, en caso de victoria, no son ilegales.

No obstante, aunque era uno de los focos de investigación más activos en esta parte final del caso, no era el único. Juzgado y Fiscalía coinciden también en que no existe un supuesto caso de facturas falsas y sobrecostes en la reforma del estadio El Alcoraz a cargo de la empresa Pryobras. Ocurre lo propio con otra causa, la del posible amaño del Sariñena – Cariñena de Tercera División con la implicación del exfutbolista azulgrana Samu Sáiz y el entonces jugador del cuadro monegrino Carlos Briones.

Además del Huesca – Nàstic de Tarragona de 2018 con el que arrancó la investigación por apuestas ilegales, la Policía puso sus ojos en otros dos partidos de Primera División del año siguiente. Ambos, un Getafe – Villarreal y un Valladolid – Valencia, se quedan en nada. Al cajón han ido también a lo largo de la resolución de la investigación los cargos contra nombres propios como Carlos Aranda, Raúl Bravo, Íñigo López, el que fuera jefe de los servicios médicos oscenses, Juan Carlos Galindo, o la plantilla del Reus.

“REPARACIÓN PÚBLICA” AL EXPRESIDENTE DEL HUESCA

El fin de la Oikos, a falta de posibles recursos, abre otro frente en el seno de la Sociedad Deportiva Huesca y es el posible regreso de Agustín Lasaosa a la Presidencia. Su restitución fue una promesa verbal de Petón, hasta hace pocos meses cabeza visible de la Fundación Alcoraz, máximo accionista del club. A eso alude ahora Fúster Fabra, quien ya habla de una “reparación pública” a Lasaosa.

Abandonó su cargo el 31 de mayo de 2019 y esta temporada, en un momento deportivo e institucional sensible y por momentos crítico para los azulgranas, regresó en calidad de asesor deportivo. Algo ha cambiado desde su marcha y es el proceso de venta a un inversor externo, previsiblemente extranjero. Está por ver si este condicionante frena su regreso después de cinco años, aunque su voluntad está clara.