Ignasi Vilarrasa: "Nuestro mayor rival somos nosotros mismos"

vilarrasa
photo_camera Ignasi Vilarrasa afirma que la mejora del equipo es tarea de los jugadores

La S.D. Huesca continúa con los entrenamientos previos a la duodécima jornada de LaLiga Hypermotion que le enfrentará al Elche, uno de los equipos descendidos del curso pasado, que a pesar de ello no está cuajando un buen inicio y va decimosexto. No obstante, el rival prácticamente ya no importa para un cuadro oscense que tiene que aprovechar su reciente empate en casa del Eibar para ir en línea ascendente. "Nuestro mayor rival somos nosotros mismos. Nos da igual con quién jugar porque necesitamos ganar. Es verdad que es un conjunto de los fuertes de la categoría, pero nos centramos en nosotros y en las cosas que nos pida el entrenador", ha comentado Ignasi Vilarrasa en rueda de prensa.

De hecho, el carrilero remarca la importancia de este empate cosechado en el debut del nuevo técnico, Antonio Hidalgo, que pudo sacar un 1-1 ante el Eibar a domicilio. "Todo el equipo lo valoró de forma muy positiva. Cuando viene un míster nuevo y hay pocos días para preparar un partido en un campo tan complicado, sacar un punto nos refuerza", ha subrayado Vilarrasa en primera instancia para luego añadir que "el empate en Eibar es un muy buen punto de partida para poder empezar a crecer como equipo y poder sumar de tres este fin de semana".

El encuentro demostró que la mano de Hidalgo ha empezado a calar en las filas azulgranas, pues la S.D. Huesca supo jugar sus cartas y arañó un empate. "En la primera parte nos encontramos muy frescos y cómodos. Tapábamos muy bien la salida del Eibar y el gol nos dio aire y confianza", ha analizado Vilarasa sobre el primer tiempo. Asimismo, el catalán opina que "en la segunda salimos mentalizados de que podíamos llevarnos los tres puntos, porque le estaba costando mucho al Eibar generarnos ocasiones. La acción fortuita del gol fue una faena, pero creo que el punto es bueno por las circunstancias en las que llegábamos y el campo en el que jugábamos".

De todas formas, la realidad es que la S.D. Huesca va penúltima y necesita acumular una serie de victorias que le permitan hacer pie en esta piscina sin fondo que es la Segunda División. "Somos conscientes de que la situación es delicada y a nadie le gusta estar ahí abajo. También sabemos que quedan 31 jornadas, un mundo, y que si sacas seis puntos, te metes en media tabla", ha sostenido el jugador azulgrana, que es consciente de que "si cogemos una buena dinámica el grupo que hay es muy bueno. Hay tiempo para todo y tenemos equipo para todo. El otro día estuvimos muy bien y muy cómodos a nivel defensivo. La semana pasada ya se vio tanto en transiciones como a nivel posición y creo que eso es lo que nos falta, coger un poco más de personalidad para ganar partidos".

DOBLE CHOQUE EN EL ALCORAZ

Una cosa es segura: para salir de abajo necesitas vencer. El conjunto de Antonio Hidalgo tiene un escenario prácticamente idílico estos dos próximos fines de semana, pues sus dos encuentros ligueros se jugarán en El Alcoraz. Los rivales serán Elche y Albacete y cosechar una o dos victorias ayudarían, y mucho, al club altoaragonés. "Sabemos que eso es algo urgente, porque lo necesitamos para salir de nuestra situación. Queremos que El Alcoraz sea un fortín como el año pasado y sentirnos cómodos con nuestra gente. Si nos hacemos fuertes en casa tenemos mucho ganado en esta categoría. Tenemos equipo y afición para hacerlo. Es importante empezar este domingo con una victoria en casa porque ahora nos vienen dos partidos seguidos en El Alcoraz y sería muy bueno sacar los seis puntos", ha matizado Vilarrasa al respecto.

Tras estos dos choques llegará la primera ronda de la Copa del Rey ante el Águilas murciano, que juega en el grupo 4 de la Segunda RFEF. La copa doméstica siempre es una competición especial en la que avanzar rondas significa enfrentarte a equipos de gran entidad. "Es un torneo atractivo porque a partido único tienes la oportunidad de poder pasar rondas y jugar ante conjuntos de categoría superior. También es bonita porque juegas en estadios y contra equipos menos habituales. Además somos plantillas largas y cuantos más minutos se puedan repartir entre la plantilla será mejor porque eso aumentará la competencia", ha acabado.