Más de 500 familias de pacientes pediátricos han empleado la sala de descanso del Servet

Se trata de una instalación de más de 265 metros cuadrados en la octava planta del Edificio Materno Infantil diseñada para mejorar el bienestar de las familias con niños y jóvenes hospitalizados en el centro.
hospital-infantil
photo_camera El objetivo de este programa es facilitar la estancia de las familias y acompañantes de los pacientes menores de 21 años ingresados en el Servet

Un total de 511 familias de pacientes pediátricos ingresados en Hospital Miguel Servet han hecho uso de la sala de descanso Ronald McDonald desde su apertura en febrero de 2023. Se trata de una instalación de más de 265 metros cuadrados en la octava planta del Edificio Materno Infantil diseñada para mejorar el bienestar de las familias con niños y jóvenes hospitalizados en el centro.

La consejera de Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Carmen Susín, ha conocido este miércoles la sala creada por la Fundación Ronald McDonald y ha podido conversar con varias de las familias alojadas acompañada por el director de la Fundación Ronald McDonald en España, José Antonio García, y la coordinadora del espacio, Mercedes Pastor. También han estado presentes Patricia Palazón, gerente del Sector Zaragoza II; Javier Abellán y Mercedes Ruiz de Temiño, director médico y subdirectora médica respectivamente del Hospital Materno Infantil; Eva Santamaría, subdirectora de Enfermería Diagnóstica y Pacientes Externos, y Alicia Tajada, subdirectora médica de Relaciones Institucionales, Humanización e Innovación en el mismo centro hospitalario. 

La consejera ha destacado la importancia de “la humanización de la atención y la asistencia socio-sanitaria”, una “prioridad compartida” del Departamento de Bienestar Social y Familia con el de Sanidad. “Mientras el personal sanitario del Servet trata a cada uno de esos niños y jóvenes que están luchando con una enfermedad en primera persona, espacios como éste atienden también a su entorno próximo”, ha remarcado Susín: “Es un ‘hogar fuera del hogar’ que tiene en cuenta a los familiares y seres queridos del paciente y les proporciona apoyos, un punto de encuentro y, cuando lo necesitan, un paréntesis: esto también es un ejemplo de atención centrada en la persona”. 

Por su parte, el director de la Fundación Infantil Ronald McDonald, José Antonio García, ha afirmado que “la enfermedad de un hijo es siempre una circunstancia traumática que afecta a toda la familia”. Ha agradecido la colaboración de las instituciones públicas, como en este caso el Gobierno de Aragón: “Es lo que hace posible que la Fundación Infantil Ronald McDonald pueda construir y mantener sus programas Ronald McDonald y así apoyar a más familias en los peores momentos de sus vidas, cuando llega la enfermedad de un hijo”, ha expuesto. 

El objetivo de este programa es facilitar la estancia de las familias y acompañantes de los pacientes menores de 21 años ingresados en el Servet, que pueden utilizar la sala de forma gratuita todos los días del año. Este espacio dispone de una sala de estar común, una sala de lactancia y un comedor compartido; también de una cocina con microondas, horno y cafetera, una máquina dispensadora de bebidas, una zona de trabajo con wifi, otra estancia con televisión, duchas, taquillas y dos áreas, una de actividades y otra de juegos, pensadas para los hermanos de los niños ingresados. La Fundación Infantil Ronald McDonald ha invertido 560.000 euros en la reforma de la instalación.