El TSJA anula el contrato de las ambulancias no urgentes por irregularidades en la adjudicación

La sentencia llega apenas un mes antes de licitar el nuevo pliego
Ambulancias-no-urgentes
photo_camera Ambulancias Egara lidera la UTE adjudicataria del servicio desde 2020

El contrato de las ambulancias no urgentes de Aragón tuvo irregularidades en su adjudicación en 2020 y queda anulado apenas un mes antes de la licitación del nuevo pliego. Así lo ha determinado el Tribunal Superior de Justicia de Aragón. Según explican fuentes del Gobierno, uno de los puntos fundamentales es el incumplimiento del requisito del número de vehículos para la empresa adjudicataria, aunque habría más puntos que no se tramitaron correctamente.

Hace ya cuatro años, se hizo con el servicio la UTE TranSalud Aragón liderada por Ambulancias Egara, junto a Ambulancias Maiz. Entonces, varias empresas recurrieron y la Consejería de Sanidad desestimó esos recursos, por lo que recurrieron a la vía judicial, una decisión que ha terminado por estallar con el nuevo Ejecutivo. A ese concurso se postularon también Ambulancias Civera, Ambulancias Pascual, Acciona, la anterior responsable del transporte urgente; o HGT Aragón.

Este próximo mes de febrero estaba prevista la licitación del nuevo contrato. Está por ver si este revés judicial altera los plazos. El Departamento lo ha dotado con 62,2 millones de euros, 21 más. En declaraciones a ARAGÓN DIGITAL, desde el Sindicato Cooperación Sindical acusaban a TranSalud de hacer una “huelga encubierta” para minimizar gastos hasta la entrada de la nueva empresa responsable. Así, apuntaban el caso de Barbastro, donde aseguraban que las plantillas estaban “a la mitad” y se tuvo que recurrir incluso a la Cruz Roja para el traslado de pacientes.

Esta situación se suma a los problemas en la modalidad de las ambulancias urgentes. Esta semana se ha cumplido un año de huelga, desde el 16 de enero de 2023, y más de cinco sin renovar el convenio. Ambulancias Tenorio e Hijos y la plantilla, que pide actualizar los salarios conforme al IPC, mantienen todavía posiciones muy alejadas y la resolución no parece próxima.