Leyenda, admiración y prestigio: 92 años de historia zaragocista

El palmarés del conjunto blanquillo es admirable, con nueve títulos de primer nivel y jugadores referentes en el panorama internacional.
El Real Zaragoza, con nueve títulos en su palmarés, es uno de los grandes del fútbol español
photo_camera El Real Zaragoza, con nueve títulos en su palmarés, es uno de los grandes del fútbol español

Feliz cumpleaños, Real Zaragoza. Ya son 92 años de historia legendaria que han hecho del cuadro aragonés uno de los más prestigiosos del panorama nacional, muy por encima de varios de los que presumen de vitrinas más amplias. El fútbol español no se puede entender sin el Real Zaragoza, que admiró con gestas inigualables a todo un continente. El equipo maño, con nueve títulos a sus espaldas y épocas que enamoraron a toda Europa, se encuentra ahora en una de sus peores temporadas de la historia. Una realidad en absoluto correspondida a lo que fue y a lo que merece ser.

Corría el año 1932 cuando el Zaragoza y el Iberia unieron sus fuerzas para formar lo que sería el actual cuadro aragonés. Unos tomates; otros avispas, y entre ambos, una rivalidad absoluta. Pero llegó el momento de aunar esfuerzos y dejar a un lado los enfrentamientos para formar un conjunto histórico. No sin polémica, porque el derbi zaragozano se trataba de un verdadero acontecimiento que iba a desaparecer por completo. Sin embargo, las penurias económicas del Zaragoza favorecieron una decisión que pasaría a la historia el 18 de marzo del citado año.

Uno antes, los tomates quedaron fuera de las competiciones y fue el previo paso para culminar la entidad Zaragoza Football Club, actual Real Zaragoza. Y de ahí, el conjunto blanquillo fue al alza hasta convertirse en un histórico. El primer ascenso a Primera llegó de la mano de los Alifantes, en 1936, pero el cuadro zaragocista no se pudo estrenar en la máxima categoría hasta 1939 debido a la Guerra Civil. A partir de entonces, los blanquillos alternaron Primera y Segunda hasta 1956.

Ese fue el año en que los blanquillos instalarían su fútbol dorado, prolongándose alrededor de 50 años, hasta el desembarco de Agapito y compañía (más bien, de compañía y Agapito). Hasta ese momento, el deporte rey dio a Zaragoza tardes de inmensa alegría, de celebración, de no tener nada que envidiar ni al Real Madrid ni al Barcelona. Sus nueve títulos tuvieron lugar entre 1956 y 2004, periodo en el que apenas pasó tres años en Segunda División. Un hecho que evidencia la grandeza de un Real Zaragoza sin rival. En ese mismo periodo, la Real Sociedad pasó cinco ocasiones por Segunda, mientras que el Sevilla lo hizo siete veces y el Real Betis diez.

El palmarés aragonés lo componen títulos por doquier. Seis ediciones de Copa, una Supercopa, una Copa de Ferias y, para culminar, la Recopa de Europa. Y generaciones como los Magníficos, los Zaraguayos, los Héroes de París o aquellos que cumplen 20 maños, los verdaderos galácticos: Milito, Galletti, Villa o Savio Bortolini. Los que fulminaron a Zidane, Figo o Beckham. La historia del Real Zaragoza tampoco se entiende sin los nombres de Violeta, Lapetra, Aguado, Víctor Fernández, Zapater, Luis Costa o Nayim.

En definitiva, esos años fueron tiempos que nada tienen que ver con los padecimientos del actual e irreconocible Real Zaragoza, sumido en una de sus peores temporadas de la historia. En lo futbolístico, con apenas 37 puntos logrados en 31 jornadas, los blanquillos aspiran ahora a lograr los 50 cuanto antes y comenzar a preparar la próxima campaña. Pero la actualidad no podrá borrar el nombre de un histórico capaz de ubicar la capital aragonesa en lo más alto del fútbol europeo.