A la cuarta debe ir la vencida en La Romareda

El Real Zaragoza no puede cosechar una cuarta derrota seguida en La Romareda ante el Real Oviedo
Maikel Mesa celebra con el puño en alto un gol contra el Eibar
photo_camera Maikel Mesa apunta a volver contra el Real Oviedo. Foto: LaLiga

El Real Zaragoza no puede cosechar una cuarta derrota seguida en casa ni continuar en esa racha que lleva a sumar apenas seis puntos de los últimos 24 disputados. No piensa engrosar las caídas ni el desconocimiento del triunfo ante su gente desde hace más de dos meses. Qué lejos queda ese paso del Eldense. Los de Fran Escribá necesitan una victoria de forma inmediata para poner fin a una situación que empezaría a desbordarse. El tropiezo está fuera de los planes ante el Real Oviedo y el cuadro aragonés se prepara para sumar, por fin, de tres en La Romareda.

Ese Real Oviedo que quiere hacer frente a los maños no viene mal encaminado. Seis partidos consecutivos sin perder (siete con el de Copa del Rey) les ubican todavía en la mitad baja de Segunda tras un comienzo alarmante. Ya se alzan con cuatro victorias, cinco empates y otras cuatro derrotas y 17 puntos; cuatro sobre el descenso y a seis del playoff. La zona todavía queda lejos, pero otro gallo les cantaría si vencen en Zaragoza. Y a eso aspiran.

Jugadores como Sebas Moyano, Jaime Seoane o Borja Bastón, querido exzaragocista, hacen ver que entre sus planes no estaba pelear por abajo. Por mucho que lleguen al partido contra el Real Zaragoza en la posición número 14 de LaLiga Hypermotion. Es algo que aclara también su banquillo, con jugadores de la talla de Santi Cazorla o Paulino. Incluso en la enfermería se encuentra el zaragozano Álex Millán, con rotura de cruzado y un largo tiempo de recuperación por delante.

Los maños lo tienen difícil, pero han de hacerlo. La plantilla del Real Zaragoza no tiene nada que envidiar a la del cuadro carabayón, y ahora se trata de ajustar bien las piezas, de leer el partido como corresponde. De eso se ocupa un Fran Escribá que, si no consigue ganar este lunes, quedará muy en entredicho y más teniendo en cuenta que el calendario no es fácil. Hasta final de año, los blanquillos están llamados a enfrentarse al Leganés, al Espanyol y al Levante, pruebas todas ellas difíciles y vitales para instalarse en las alturas.

Este lunes a las 21.00 horas el conjunto maño está llamado a reencontrarse con el triunfo y volver a puntuación de playoff de ascenso. Con 24 puntos, los de Fran Escribá igualarían al Espanyol y al Levante, mientras que el empate les llevaría a los 22. Ni que decir tiene que quedarse con 21 es impensable cuando se habrían cumplido 14 jornadas ya de la categoría de plata. No puede haber una cuarta derrota consecutiva en casa ni se pueden alargar más esos dos meses sin alegrar a una afición que merece disfrutar. El Real Zaragoza debe volver a vencer.