COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

El Inaga no se plantea recurrir a consultoras externas para gestionar las renovables

El actual director y quien fuera responsable provincial de Industria en Zaragoza, Luis Simal, niega también conflictos de intereses 
El director del Inaga durante la Comisión de Investigación. Foto: Cortes de Aragón
photo_camera El director del Inaga durante la Comisión de Investigación. Foto: Cortes de Aragón

Nueva sesión de la Comisión de Investigación sobre el despliegue de las energías renovables en la Comunidad y el papel del Inaga. Este lunes, el Instituto de Gestión Ambiental y su actual director, Luis Simal, quien fuera responsable provincial de Industria en Zaragoza durante el periodo que ahora se investiga, ha centrado las miradas. De sus palabras, pocas novedades y una intención, la de no recurrir a más consultoras que la propia Sarga, un medio propio del Gobierno de Aragón, para desatascar los expedientes de parques solares y fotovoltaicos. No obstante, ha aclarado (en la línea de su anterior comparecencia en la cámara) que el Inaga basa su funcionamiento en las externalizaciones debido a sus “medios limitados” y estas prácticas no deberían extrañar.

Es una cuestión que ya se trató el pasado viernes y en la que radica la polémica que estalló al final de la campaña electoral del 28M con las informaciones del diario El Mundo. Como ya se recordó hace unos días, varias empresas, entre ellas las comparecientes Vea Qualitas y Calidad y Estudios Asesoría, trabajaban a la vez para el Inaga y algunas de las promotoras, caso de Forestalia, si bien negaron haber intervenido en la tramitación de expedientes referidos a estas compañías. Dicho de otro modo, dijeron no haber sido “juez y parte” en las declaraciones de impacto ambiental.

A eso se ha referido de nuevo Luis Simal, quien ha apuntado la existencia de mecanismos para el “control de las imparcialidades”, como los contratos de confidencialidad. Sea como fuere, ya han vencido esos contratos y, si algún día se saca del cajón esa vía, “se excluirá” a las que incurran en conflictos de intereses. Hay un matiz en sus declaraciones: “En otro tipo de líneas (fuera de las renovables) sí se está contratando a consultoras”.

Otra práctica irregular que se denunció es la supuesta partición de parques para evitar el filtro del Ministerio y pasar únicamente por el Inaga. “No creo que se haya fragmentado ningún trámite”, ha valorado Simal. Asimismo, ha argumentado, que estas instalaciones sean más pequeñas en cuanto a potencia no las exime de cumplir la normativa medioambiental, como han insinuado varios grupos de la oposición.

También a pregunta de los partidos, el director general ha confesado que ve con buenos ojos la elaboración de una directriz para el despliegue de la energía. Respecto a la petición de una moratoria, un asunto recurrente en el debate sobre las renovables, se ha limitado a señalar que habría que valorar su impacto y repercusión en el territorio.

Finalmente, Simal ha reconocido el “cambio radical” en el sector desde la pandemia, “que como todo, tiene cosas buenas y malas”. “Es muy importante y Aragón se ha aprovechado, sí es verdad que con un impacto en la parte ambiental y de visibilidad”, ha señalado. Es por esto, insiste, que no se debe relajar la normativa. En este sentido, ha explicado a Podemos que en ningún caso los procesos regulados por ley van a simplificarse mediante declaraciones responsables, sino que esto ocurrirá con los expedientes de menor complejidad y no solo aquellos relacionados con la energía.
 

Más en POLÍTICA