La DGA está dispuesta a contribuir económicamente para liberalizar la AP-2 entre Fraga y Alfajarín

La liberalización del peaje de la autopista AP-2 entre Alfajarín y Fraga está cada vez más cerca. Las negociaciones sobre si es el Estado o el Gobierno de Aragón el que asuma los costes de la media avanzan hacia una financiación compartida, según ha señalado el presidente aragonés, Marcelino Iglesias.

Zaragoza.- El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha asegurado que el Ejecutivo autonómico ha defendido “desde hace mucho tiempo” la propuesta planteada por el secretario de Estado de Planificación del Ministerio de Fomento, Víctor Morlán, de liberalizar el peaje de la AP-2 entre Alfajarín y Fraga.

“Nosotros hemos defendido que la autopista se utilice mientras se construye la autovía”, ha señalado Iglesias. Para ello, ha asegurado que el Ejecutivo autonómico está dispuesto a colaborar económicamente para que se liberalice el peaje, y así se lo ha hecho saber al Ministerio de Fomento.

La alta siniestralidad que se produce en el tramo de la AP-2 entre Alfajarín y Fraga ha hecho que diversos colectivos exijan su liberalización. Hasta la fecha la negociación gira en torno a las discrepancias entre el Ministerio y el Gobierno aragonés sobre qué administración debe hacer frente a los gastos de la medida. 

Reducir la siniestralidad en las carreteras aragonesas es una de las prioridades del Ejecutivo autónomo. Por ello, el consejero de Obras Públicas, Alfonso Vicente, ha explicado esta mañana que es partidario de que sea el Ministerio de Fomento quien “lleve la batuta” en la posible liberalización de la AP-2 entre Fraga y Alfajarín ya que “el 95% del tráfico es nacional” y el desdoblamiento de la N-II podría durar hasta ocho años.

Vicente, evita fechas

El titular de Obras Públicas, Urbanismo y Transporte ha explicado que “no se puede permitir” que las altas tasas de siniestralidad registradas en esas vías se mantengan durante todo el tiempo que dure el desdoblamiento, por lo que hay que poner una solución “cuanto antes”. Vicente ha evitado dar fechas para la puesta en marcha de esta iniciativa, así como hablar de la cuantía total del proyecto ya que se trata de “mucho dinero”.

El consejero ha rechazado la propuesta lanzada este miércoles por el secretario de Estado de Relaciones Institucionales y Planificación, Víctor Morlán, en las que defendía que Aragón se hiciese cargo de todos los costes, imitando el ejemplo del tramo que ya existe entre Jerez y Sevilla. Según ha explicado el máximo responsable de Obras Públicas, ambas realidades “no son comparables” porque en el caso aragonés “el 95% del tráfico es nacional entre Madrid y Barcelona”, algo que no ocurre en Andalucía. “Si el tramo fuese entre Zaragoza y Huesca, esta fórmula tendría cabida, pero entre Fraga y Alfajarín es imposible”, ha sentenciado.

Finalmente, Alfonso Vicente ha mostrado un espíritu conciliador al reconocer que “no importa quién pague o deje de pagar, lo importante es que trabajemos de manera conjunta para atajar cuanto antes este problema ante el que todos estamos muy sensibilizados”. En este sentido, ha incidido en que las negociaciones con Fomento “no serán fáciles” y que todavía queda mucho por hablar, por ejemplo, el método de liberalización de la autopista, puesto que cabe la posibilidad de que sea total, parcial o en determinadas horas, llamadas “horas valle”.

Más en POLÍTICA