El último fin de semana del año llega frío, sin precipitaciones y con un sábado soleado en Aragón

 Durante todo el fin de semana no se esperan precipitaciones en toda la comunidad.
photo_camera Durante todo el fin de semana no se esperan precipitaciones en toda la comunidad.

Apenas quedan unos días para dejar atrás el año 2023 y parece que la despedida va a ser muy fría, con temperaturas muy bajas de mínima en prácticamente todo Aragón. Durante todo el fin de semana no se esperan precipitaciones en toda la comunidad así que las uvas se tomarán congeladas pero no pasadas por agua.

El arranque del fin de semana, el viernes 29 de diciembre en la capital se prevé con temperaturas mínimas de 0 grados que podrían aumentar hasta los 10 grados de máxima dejando atrás los termómetro bajo cero, aunque la niebla podría seguir apareciendo especialmente durante las primeras horas del día y al caer la noche. En el resto de la provincia zaragozana y en Aragón no hay ningún aviso de alerta desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Para la jornada del viernes en Huesca, el termómetro marcará un grado de mínima y hasta 12 de máxima, siendo más altas que en Zaragoza. Una buena opción para disfrutar por tanto de las estaciones de esquí del Pirineo Aragonés que ya se encuentran abiertas. Para esa misma jornada, en Teruel las temperaturas podrían bajar de los 0 grados especialmente durante las primeras horas de la mañana y alcanzar hasta los 14 grados de máxima en toda la provincia.

El penúltimo día del año, el sábado 29 de diciembre, habrá por fin una tregua a la espesa niebla con la que había amanecido la capital en los últimos días. Las temperaturas mínimas subirían hasta un grado mientras que las máximas se mantendrán igual que el viernes en los 10 grados. En definitiva, se espera una jornada fría pero soleada. En Huesca, bajan un poco las temperaturas mínimas hasta un grado bajo cero y las máximas caen también hasta los 12 grados. El sábado se espera también soleado en toda la provincia oscense. Mientras que para los turolenses, aunque el sol también se asomará el sábado, las temperaturas bajan un poco hasta los menos dos grados bajo cero de mínima aunque las máximas se mantienen en los 14 grados.

Para el último día del año, el 31 de diciembre, Zaragoza amanecerá sin niebla y con un aumento en la temperatura mínima hasta los 3 grados y las máximas ascienden hasta los quince grados sin probabilidad de lluvia. En Huesca suben un poco más que el sábado las temperaturas con dos grados de mínima y once de máxima mientras que Teruel se mantiene como la provincia más fría con dos grados bajo cero durante el domingo que subirán hasta los once grados de máxima.

En definitiva, un último fin de semana frío, como es habitual en estas fechas, sin precipitaciones en todo Aragón y un sábado soleado para despedir al 2023 dejando atrás la niebla y dar la bienvenida al 2024 con ese rayito de esperanza.