La nieve se consolida como impulsor y motor de desarrollo del turismo rural

El chef del restaurante El Bohío, Pepe Rodríguez, ha clausurado Comtur
photo_camera El chef del restaurante El Bohío, Pepe Rodríguez, ha clausurado Comtur

La nieve ha sido la gran protagonista de la segunda y última jornada del V Congreso Mundial Comtur organizado por ADEA en Panticosa. Este enclave pirenaico ha acogido a un centenar de representantes institucionales, empresariales y de la provincia que han puesto en valor el gran motor de desarrollo que supone el turismo rural de nieve en estas comarcas.

En este sentido, la directora general de Turismo, Gloria Pérez, ha definido la nieve como un “oro blanco” que es un “motor de desarrollo” del sector turístico que el valle de Tena bien conoce. “Un valle que ofrece importantes recursos turísticos en el mundo rural, como estas montañas de 3.000 metros, ibones, ríos cristalinos y un producto que podemos extrapolar para realizar actividades deportivas y patrimonio cultural y natural. Un patrimonio y un turismo de excelencia que todos los aragoneses deberían disfrutar”, ha sostenido.

Y no sólo es la nieve, porque, como ha detallado, Aragón tiene un gran catálogo de oferta turística por conocer y explotar a todo el mundo. “Tenemos castillos, cuatro parques naturales, 13 pueblos bonitos, o la fortaleza románica mejor conservada de Europa, el castillo de Loarre. Tenemos patrimonio arqueológico y natural. Tenemos grandes oportunidades”, ha destacado la directora general de Turismo, que ha marcado el reto de “profesionalizar el sector” con una escuela de hostelería y el fomento de tener “buenos profesionales”.

Del mismo modo, el presidente de ADEA, Fernando Rodrigo, ha cerrado esta cita reivindicando sin dudar que en España “somos unos privilegiados” al contar con un “patrimonio natural y cultural y una gente maravillosa”. “Necesitamos empujar. Sabemos que la vida del empresario es difícil, pero después de un tropiezo debe haber un aprendizaje para coger carrerilla. Me llevo de este congreso muchas imágenes en la retina, recuerdos, y la mochila llena de ilusión y esperanza. Espero que para todos haya sido útil”, ha concluido.

Foto de familia de la clausura del congreso

LA GASTRONOMÍA, TAMBIÉN EN EL MUNDO RURAL

La gastronomía en el medio rural también ha jugado un papel relevante en la V edición de Comtur. Si en la primera jornada desde la Organización Mundial del Turismo se situaba al “agroturismo” como un nuevo atractivo para el territorio, el chef del restaurante El Bohío y jurado de Masterchef, Pepe Rodríguez, ha acudido hasta Panticosa para dar a conocer la historia de su negocio, puesto en marcha en 1934 por sus abuelos y convertido ahora en un referente para Illescas, una localidad de Toledo que ya es conocida en toda España.

Pero el camino no ha sido nada sencillo. Como ha destacado en su intervención, han sufrido “de lo lindo” para mantener el restaurante y hacerlo viable, con una profunda transformación en los últimos años. “Lo normal es montar un restaurante con pretensiones en la Castellana, pero en un pueblo… He transformado el restaurante de una forma bestial. Si alguien apareciera ahora no lo conocería. Es un restaurante nuevo, a la altura de cualquier gran restaurante. Nos estábamos dejando la vida en lo que nos gustaba y eso estaba por encima del modelo empresarial”, ha explicado.

Ahora el contexto social es bien diferente al de hace apenas unas décadas, ya que las nuevas tecnologías y las redes sociales han permitido difundir cualquier negocio hacia todo el planeta. “Decían que para ser reconocido un restaurante debían pasar diez años. Ahora se dan a conocer en 10 minutos en redes sociales. Yo fui a pulmón, sin ayuda de bombonas de oxígeno. ¡Qué tonto estaba yo en aquella época!”, recuerda Pepe Rodríguez.

LA NIEVE COMO MOTOR DEL TURISMO RURAL

El “boom” de los deportes de invierno ha conseguido desarrollar el turismo de montaña de nieve de la mano de las estaciones de esquí, que, según el director general de Nozar Hotels & Resorts, Martí Rafel, aportan un “valor increíble al territorio”, ayudando a atraer empleo y población y frenar la “desertización” en los municipios. “Para el futuro de estos valles el liderazgo de Aramón es fundamental. Los demás tenemos que acompañar y poner de nuestra parte”, ha afirmado.

La estación de Canfranc ha tenido un amplio protagonismo durante Comtur

No obstante, la nieve afronta también otro reto a medio y largo plazo, como superar las incógnitas climáticas que avanza la ciencia. Una vez impulsado todo el turismo de invierno, el sector se propone dar más pasos en la desestacionalización de la oferta y poner sobre la mesa nuevas ofertas y actividades. “Ahora hay una dependencia de la nieve, con las dudas meteorológicas. Hay un problema entre lo que pasa durante el invierno, con todo abierto, y el resto del año, y debemos ver qué hacemos en verano. Esto es una secuencia que va pasando”, ha añadido Rafel.

Pero el crecimiento y el desarrollo deben ir de la mano de la sostenibilidad, tal y como ha puesto de manifiesto el subdirector de Marketing de Aramón, Josete Franco, quien ha expuesto la misión clara que tiene la compañía: promover el turismo de nieve y montaña en Aragón, “no a cualquier precio”, atrayendo a 1,2 millones de esquiadores, un 23% de la cuota del mercado en España, “mucho más de lo que correspondería por dominio esquiable”. Para ello, han establecido criterios ambientales, económicos y sociales. “A nivel social, generamos 1.000 empleos directos y unos 12.000 indirectos. En economía, por cada 2 euros que nuestros clientes gastan en las estaciones, se dejan 8 en el entorno. Y a nivel ambiental, promovemos el 100% de nuestras energías son renovables y 0% de uso de plásticos en la restauración”, ha detallado.

No en vano, el valle de Tena se ha erigido como un ejemplo de diversificar su oferta turística mediante todo tipo de actividades y eventos, desde la telecabina de Panticosa o las pasarelas hasta la celebración de la Quebrantahuesos o Pirineos Sur, como ha destacado la gerente de la Asociación Turística del Valle de Tena, Sandra Lecina. “Nunca nos hemos conformado con admirar. Hemos desarrollado una potente infraestructura turística para disfrutar al 100% de los recursos turísticos. ¿Quién nos iba a decir que estas cumbres nevadas iban a ser transitadas en invierno?”, ha señalado.

LA REAPERTURA DEL CANFRANC

La reapertura del Canfranc ha centrado buena parte de las intervenciones de la mañana, resaltando la ambición de la localidad de acelerar hacia la recuperación de la línea internacional y que pueda generar sinergias en toda la red. “Este será un ferrocarril antiguo, que pasa por los pueblos, que vertebra, y poderlo aprovechar a nivel turístico nos dará muchas posibilidades. Hemos hecho algún proyecto de traer tener turísticos y han tenido un éxito rotundo. Es una experiencia donde interacciones con el patrimonio, la naturaleza y la historia”, ha destacado el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez.

Con este objetivo, ya cuenta con una inversión de 155 millones de euros para modernizar la vía. Su perfil y trazado en los 220 kilómetros entre Zaragoza y Canfranc condicionan todos los trabajos que se están realizando en suelo español, mientras que en Francia quedan por reconstruir unos 30 kilómetros entre Bedous hasta la estación oscense, como ha detallado Jorge Ballesteros, subdirector de Planificación y Evaluación de la Red Ferroviaria del Ministerio de Transportes. “Nunca ha estado tan cerca la reapertura y hay que seguir trabajando. Estamos alineadas las administraciones y hay que seguir dando pasos en ambos países. El futuro nunca ha sido mejor que hasta ahora”, ha remarcado.

Para llevar a cabo esta inversión, ha sido clave el apoyo de Europa a la financiación, que este mismo viernes confirmaba la concesión de una tercera ayuda de 18 millones de euros para la realización de estudios en la parte francesa. “Hemos creado las bases para que Europa creyera en este proyecto. Conseguimos que en 2012 la Comisión Europea introdujese la línea ferroviaria dentro de las redes transeuropeas y la reconociese como una infraestructura a financiar por Europa”, ha incidido Cristina García, responsable de Cooperación Transfronteriza de la Fundación Transpirenaica.

LA SOSTENIBILIDAD Y EL CLIMA

Pero en el crecimiento del turismo rural hay un aspecto fundamental del que no se debe salir, como la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. En esta línea, desde Ecodes han presentado en Comtur uno de sus casos de éxito, la Fábrica de Solfa, en Beceite (Teruel), un establecimiento hotelero y de restauración que quiere potenciar todo el patrimonio cultural, ambiental e industrial de la Comarca del Matarraña. “Desde Hostelería #PorElClima queremos dar ese reconocimiento a unos pioneros que están trabajando día a día en este mundo tan complejo, y que nos hablan de conciencia ambiental, ahorro de recursos y esfuerzos por mantener la sostenibilidad en sus negocios”, ha valorado Ana Mastral, responsable de Hostelería #PorElClima, de Ecodes.