Un hombre arranca de un mordisco parte del dedo a otro durante una pelea en un bar de Huesca

El presunto autor de los hechos consiguió huir de la Policía Nacional
La víctima trató de poner paz en una discusión
photo_camera La víctima trató de poner paz en una discusión

El reloj ni siquiera marcaba la medianoche en Huesca cuando un hombre ha arrancado de un mordisco parte del dedo a otro. Los hechos sucedieron este viernes en la sala Edén, un conocido bar de la capital altoaragonesa, fruto de una discusión. Al parecer, la víctima intentó poner paz entre el presunto agresor, en actitud violenta y otro joven. Fue ahí cuando se desencadenó el suceso, que obligó a intervenir a la Policía Nacional y los servicios de emergencias.

No hay detenidos por el momento, y es que el responsable consiguió huir a través del parque Miguel Servet, a pocos metros del lugar de los hechos. Por su parte, el herido, de unos 30 años, fue atendido y trasladado al Hospital San Jorge.

El episodio queda ya para la particular crónica de sucesos nocturnos de la capital altoaragonesa. A pocos metros, en la plaza de Nuestra Señora de Salas, un hombre con una larga lista de antecedentes penales le arrancó la oreja a otro de un mordisco en la Nochebuena de 2021. Lo mismo ocurrió en la avenida Ramón y Cajal pero hace ahora 11 años, en 2013, por un joven que además le mordió la cara a otra persona con apenas una hora de diferencia.