PLENO DE LAS CORTES

La consejera de Educación defiende los resultados de la nueva escolarización ante el PSOE

Claudia Pérez resalta que irán al sorteo menos centros y más familias han podido escoger “su primera opción” 
La consejera Claudia Pérez. Foto: Andrés García
photo_camera La consejera Claudia Pérez. Foto: Andrés García

El Pleno de las Cortes transcurre este viernes con la educación como uno de sus temas destacados. Pocos días después de finalizar la primera fase del proceso de escolarización, que comprende a los alumnos de 1º de Infantil, y antes del sorteo de plazas al que se someterán 33 centros en todo Aragón, la consejera Claudia Pérez ha defendido ante el PSOE que esta cifra es menor al año pasado (fueron 38) y más familias han podido entrar “en su primera opción” conforme a “sus necesidades”. La palabra estrella de la jornada es de nuevo “fango”. “Ha salido con los bulos, le ha faltado eso, no he dicho ni una mentira ni media”, ha respondido Pérez al portavoz socialista Ignacio Urquizu.

Las críticas del PSOE apuntaban a un aumento de las ratios o la apertura de nuevas vías (como ha ocurrido en la zona de Parque Venecia) para reducir el número de colegios que acudirán a la baremación la semana que viene. “Ha solucionado el problema con parches”, ha afeado Urquizu. En este sentido, la consejera ha apuntado que estas decisiones, si se han dado, han sido por diferencias mínimas, “de uno o dos alumnos”. “Si la ratio es de 19 y se queda un niño sin escolarizar, lo normal es ponerlo a 20”, ha justificado la responsable educativa de la DGA.

Los socialistas han acusado también al Departamento de “falta de planificación” por no detallar su Plan de Infraestructuras educativas. Actualidad al margen, el frente principal de debate de la interpelación del PSOE han sido los Centros Públicos Integrados, con ejemplos concretos como el José Antonio Labordeta de Zaragoza. El principal partido de la oposición ha señalado la eliminación de 1º de ESO, que Educación valora como una forma de responder a las demandas de los padres, quienes a su juicio preferían llevar a sus hijos a los institutos aledaños una vez se realizara el cambio de fase.

CRÍTICAS A LA HERENCIA RECIBIDA

Es más, según la consejera estos “se iban a cerrar”, algo que Urquizu ha negado en varias ocasiones. “He heredado colegios en los que, porque se quiso, se puso 1º de la ESO, pero eso no es un Centro Público Integrado”, ha resumido Claudia Pérez.

Antes, en respuesta a Álvaro Sanz (Izquierda Unida), la titular del Departamento se ha comprometido a atender las cuestiones relativas a la “inclusión” en la educación aragonesa, comenzando por los alumnos con necesidades especiales y el impulso a las aulas TEA (trastorno del espectro autista). Así, ha apuntado a una mayor colaboración con la Consejería de Sanidad y ha defendido el incremento presupuestario en su área, con especial atención a las partidas para los auxiliares de Educación Especial.