Los consejeros de Vox, contra la Agenda 2030: “Marruecos no puede ser la huerta de Europa”

El vicepresidente Nolasco y el consejero Samper han tildado de “nociva” la Agenda 2030 y sus medidas para combatir el cambio climático en todo el planeta
nolasco-pacto-verde
photo_camera Ambos miembros de Vox en el Gobierno de Aragón han participado en una jornada sobre el Pacto Verde y su impacto en la agricultura

“Se están dando por hecho y como realidad unas previsiones sobre lo que va a pasar de aquí a cien años cuando no podemos decir el tiempo que va a hacer mañana en Zaragoza”. Este es uno de los argumentos que han utilizado este miércoles los dos consejeros de Vox en el Gobierno de Aragón, el vicepresidente Alejandro Nolasco y el responsable de Agricultura, Ángel Samper, para cargar duramente contra la Agenda 2030, el Pacto Verde y las políticas europeas de sostenibilidad.

Así lo han trasladado en el marco de una jornada sobre el Pacto Verde y su impacto en la agricultura y la sociedad, criticando que se favorezca la entrada de productos marroquíes en el mercado. “Es completamente injusto que nuestros productores españoles tengan que reunir una serie de requisitos y exigencias fitosanitarias y los productos de Marruecos puedan entrar de una forma más libre y con menos restricciones. Marruecos no puede ser la nueva huerta de Europa”, ha afirmado Nolasco.

De hecho, ha tildado de “nociva” la Agenda 2030 y sus medidas para combatir el cambio climático en todo el planeta. “Hay un fanatismo climático que está asfixiando al campo. La Agenda 2030 no puede ser de 20 o 30 ricos, sino de todos y consensuada con el sector. Son la promoción de la hambruna y la escasez de alimentos en Europa. Al disminuir las cosechas y las hectáreas, se genera una carestía y reducción de los productos”, ha aseverado.

En este sentido, el vicepresidente aragonés considera que los cambios climáticos “se han producido siempre” y están alentando los “fanatismos”. “Legislar de cara a cien años y aplicar medidas muy duras en base a suposiciones me parece peligrosísimo”, ha añadido Nolasco, incidiendo en que “la mayor parte de ese Pacto Verde” hay que “tirarlo abajo”.

nolasco-samper
Esta jornada sobre el Pacto Verde se ha celebrado en la sede de Ibercaja

SAMPER ALZA LA VOZ Y SEÑALA A LAS GRANDES EMPRESAS

Una línea que ha seguido el consejero de Agricultura, Ángel Samper, que culpado directamente a las políticas agrarias de la subida de precios de los alimentos. “Se está poniendo al agricultor con toda serie de limitaciones y prohibiciones gratuitas en todos los ámbitos. Toda una serie de cuestiones que no tienen aporte, razonamiento ni apoyo jurídico, sino son extensiones ideológicas. Eso está disparando la cesta de la compra. Hay familias que van a comprar y no pueden comprar determinados productos”, ha alzado la voz.

De este modo, y aun reconociendo que los 17 objetivos de la Agenda 2030 son “incuestionables”, “lo que hay detrás y los razonamientos” son “del todo cuestionables” ya que “la naturaleza humana se pone en cuestión”. “La persona es la solución para el cuidado de la naturaleza, el agua, el aire y el suelo, y no el problema”, ha mantenido.

Además, Samper considera que detrás de todas estas políticas hay “grandes intereses” y que “nos están engañando como enanos”. “¿Vosotros creéis que es normal que grandes empresas se presenten como descontaminadores, cuando realmente son los que están contaminando, simplemente por comprar emisiones? Esto no es natural. El que contamina, contamina, y aparecen como grandes descontaminadores. Detrás de todo esto hay negocios”, ha apuntado el consejero, que ha definido a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, como responsable de “Transacciones Ecoilógicas”.

EL PRESIDENTE DE LOS REGANTES PIDE A EUROPA QUE SE ACUERDE DEL MEDIO RURAL

En esta jornada, que se ha celebrado en la sede de Ibercaja, han asistido representantes del sector agrícola de Aragón, además de algunos diputados de Vox en las Cortes. El presidente de la Federación de Regantes, César Trillo, ha seguido parte de los postulados de los dos consejeros, y ha reclamado a Europa que “se acuerde” de la producción de alimentos y el mundo rural. “Todos nos cabemos en Zaragoza. Al mundo rural hay que darle vida. Nosotros somos los primeros cuidadores del medio ambiente, pero hay unas exigencias desde Europa que no compartimos. Nos tienen que dejar trabajar”, ha expuesto.