Santa Ana, talismán de un gran Utebo que solamente ha caído una vez ante su gente

El equipo solamente ha caído una vez en Liga en su casa. Fotografía: Utebo F.C.
photo_camera El equipo solamente ha caído una vez en Liga en su casa. Fotografía: Utebo F.C.

La temporada que está haciendo el Utebo en Segunda RFEF está siendo coser y cantar. Los de Juan Carlos Beltrán van segundos en el grupo 2 tras acumular ocho victorias, tres empates y dos derrotas. Una de ellas fue ante el Deportivo Aragón en la Ciudad Deportiva (2-0). La otra, llegó en Santa Ana, ante el Arenas de Getxo en la primera jornada del curso. De hecho, desde aquel partido disputado el 3 de septiembre a las 19.00 horas, el Utebo no ha vuelto a perder en casa en todo lo que lleva de Liga, sin contar la derrota copera ante el Mirandés (1-2). Por ello, el objetivo es sencillo, continuar en el segundo puesto, si se puede llegar al primero, y acabar el año sin volver a conocer la derrota ante su gente.

Lo más llamativo de este buen hacer utebero es que los aragoneses son uno de los equipos que menos goles ha marcado y más ha encajado de los conjuntos que ostentan la zona noble de la clasificación. 17 dianas a favor y 12 en contra son los números que atesora el equipo aragonés tras 13 jornadas disputadas, sumando una media de poco más de 1,3 goles esperados y 0,92 encajados. El equipo dirigido por Beltrán ha ganado la gran mayoría de sus partidos por un gol más que el rival, recordando, una vez más, que un tanto pueden ser tres puntos y que los duelos se vencen anotando una diana más que el contrario.

Asimismo, cabe destacar que el Utebo ha alcanzado la victoria con goles de hasta nueve jugadores distintos. Los máximos goleadores del equipo son Nene y David Marín con tres dianas cada uno. No obstante, efectivos como Meseguer o Sarriegi, ambos defensas, también han conseguido hacer su tanto, demostrando el buen juego coral y el amplio fondo de armario que ha impulsado a los de Beltrán a ser uno de los pesos más
pesados de su grupo.

EL FUTURO PRÓXIMO

Por otro lado, las próximas cinco citas que acoge el Utebo son claves para no perder el cotizado segundo puesto, intentar alcanzar al primero, el Athletic de Bilbao B, a unos costosos siete puntos, y acabar el año sin volver a conocer la derrota en Santa Ana, campo que está demostrando ser talismán y en el que es muy complicado para los rivales sacar algo positivo. Tras estas 13 jornadas, el próximo equipo al que visita el Utebo será el Mutilvera, decimotercero clasificado y conjunto que marca la zona de salvación. Jugar fuera no será sencillo, pero visto el potencial del Utebo debería de ir a por los tres puntos, ante un equipo, sobre el papel, inferior. El choque se disputará este sábado a partir de las 16.30 horas.

Tras el partido de este fin de semana, el Utebo recibirá al Brea en otro derbi aragonés de la cuarta categoría nacional. A pesar de ser paisanos, ninguno de los dos conjuntos tendrá piedad con el otro, y el objetivo para el Utebo será vencer, con el hándicap a favor de que juegan en Santa Ana. Actualmente el Brea, entrenado por Raúl Parada, va decimoquinto, sumido en un descenso del que puede salir con apenas dos puntos. El duelo ya tiene fecha y hora, y el Utebo recibirá al Brea el domingo 10 de diciembre a partir de las 17.00 horas.

Tras el choque ante el conjunto breano, que seguro que trae emociones fuertes, los de Juan Carlos Beltrán recibirán al San Juan, otro equipo también metido en descenso y al que vencer será una obligación. Como se puede ver, el Utebo jugará los tres próximos partidos ante rivales de la zona baja de la tabla y por ello, espera sumar nueve de nueve para seguir arriba, aunque el tercer clasificado, el Logroñés, será su próxima visita tras la cita ante el San Juan, siendo el primer partido del año 2024. Para mayor inri el encuentro se disputará en La Rioja, por lo que el cuadro aragonés tendrá que viajar y medirse a los riojanos en un partido realmente trascendental para los intereses presentes y futuros, ya que tanto el propio Logroñés, al igual que el Tudelano y el Alavés B, se encuentra a dos puntos del Utebo, esperando a que pinchen los aragoneses para ocupar su lugar. Este será el primer choque del año y en él los de Juan Carlos Beltrán empiezan comenzar el 2024 con una sonrisa y continuando con las buenas sensaciones.