El club Patatas Gómez Sala 2012 recauda hasta 2.820 kilos de alimentos en su décima recogida

Con esta décima edición se suman un total de 15.565 kilos de alimentos. Fotografía: Club Patatas Gómez Sala 2012
photo_camera Con esta décima edición se suman un total de 15.565 kilos de alimentos. Fotografía: Club Patatas Gómez Sala 2012

La décima recogida benéfica de alimentos del club Patatas Gómez Sala 2012, apadrinada por Borja Iglesias, jugador del Real Betis Balompié; Marc Aguado, jugador del Real Zaragoza y Chino, de Jaén FS, ha batido un nuevo récord recaudando 2.820 kilos de alimentos en favor de los más necesitados.

De hecho, todos los alimentos recogidos son donados a la ONG Cooperación Internacional y los fines sociales que esta desarrolla con los más necesitados. Una ONG con 30 años de experiencia y proyectos en la India, Marruecos y Zaragoza. “Es emocionante comprobar cómo desde un club se puede generar un sentimiento de solidaridad tan fuerte, fijando la mirada en las personas que menos tienen. Es un ejemplo a seguir.”, señalaba Perico Herráiz, director de Cooperación Internacional en Aragón, delante de los cientos de personas que se congregaron en el pabellón Actur V de Zaragoza.

El club sigue sumando toneladas de solidaridad llegando a un total, en 10 años, de 15.565 kilos de alimentos (12.745 kilos de las anteriores ediciones). Todos los años, el club zaragozano es capaz de juntar a personalidades del deporte del fútbol y del fútbol sala para apadrinar el acto: Jesús Vallejo (2022), Cristian y Zapater (2021), Ander Herrera y Ferrao (2019), Filipe Luis (2018), Ricardinho, Miguelín, Batería, Juan Molina…

A esta constelación de estrellas del universo del balompié hay que añadir a Patatas Gómez, principal patrocinador del club, y un referente aragonés del sector agroalimentario español que se vuelca con la única idea de “ayudar en todo lo que podamos. Son momentos de arrimar el hombro con la gente más necesitada”, declaraba Eduardo Ramos, CEO de Patatas Gómez.

“Nuestra convicción es siempre la misma: ayudar a las personas más necesitadas y educar a los niños del club en ciertas cuestiones fundamentales. La décima es histórica por los kilos, casi 3000, pero sobre todo por cómo estaba el pabellón de gente”, declaraba David Rodríguez, presidente del club.