La película “La Abadesa”, rodada en el Castillo de Loarre, se preestrena en los cines Palafox

Inspirada en el siglo IX y rodada en el Castillo de Loarre, la película se ha preestrenado esta tarde en los cines Palafox
la-abadesa-1
photo_camera La película “La Abadesa”, rodada en el Castillo de Loarre, se preestrena en los cines Palafox.

“Un territorio próximo, pero en un contexto totalmente diferente”, eso es en palabras del director Antonio Chavarrías lo que los aragoneses van a ver en “La Abadesa”. Inspirada en el siglo IX esta tarde se ha preestrenado en los cines Palafox de Zaragoza este film que explora el lado más humano y personal de un personaje histórico, Emma (Daniela Brown), una joven abadesa que, en el siglo IX, decide asumir su poder para enfrentarse a un mundo patriarcal y dominante en una sociedad que relegaba a la mujer a un papel socialmente secundario y sin contenido.

La película cuenta la historia real de esta joven de tan solo 17 años que, en una época oscura y violenta, es nombrada abadesa, y recibe el encargo de repoblar y cristianizar territorios fronterizos y en guerra con el islam. Un papel que ha asumido la actriz Daniela Brown que esta tarde también ha estado durante el estreno de la película en Zaragoza.

En palabras de su director, Antonio Chavarrías, "La Abadesa" es “una historia en la que, pronto me fui dando cuenta, aparecían muchos conflictos que siguen vivos e incluso están de actualidad: la lucha de la mujer por encontrar su sitio en un mundo masculino, los conflictos territoriales, la confrontación por la religión o la cultura, el choque entre ideologías dogmáticas frente a otras más abiertas y tolerantes. Hay una razón sencilla, en aquella época se estaba plantando la semilla del mundo que ahora conocemos, por eso, creo, que en esta historia hay algo de espejo de lo que ahora somos".

UNA PELÍCULA RODADA EN ARAGÓN

Además de por su atractivo argumento, la película no dejará indiferente a los aragoneses y es que ha sido rodada en Aragón, concretamente en el Castillo de Loarre y sus alrededores. Tal y como reconoce el director de la película fue casi “un flechazo” lo que tuvo con el Castillo de Loarre. “Empecé a mirar castillos hasta que llegué a Loarre y me dejó muy parado por la dimensión y por lo bien conservado que estaba. Creo que la primera visita ya hablé con los responsables del castillo y hubo muy buena química y muy buena disponibilidad y ya empecé a pensar en el castillo”, explicaba.

Y es que además de esta química inicial, el Castillo de Loarre tenía otra virtud y es que después de castillo fue convento y por ello, tenía “unas anchuras, una iglesia, una cripta unos espacios que ya son religiosos”, reconocía Chavarría.

La grabación de la película tuvo lugar en enero y febrero, unos meses fríos que tuvieron un añadido de complejidad al que su director se ha referido casi de “castigo físico” aunque eso sí, no todo iba a ser malo, y es que gracias a ese sacrificio del equipo lograron “unas imágenes, una verdad y una espontaneidad que en un decorado no lo conseguirás”.

la-abadesa-2
Inspirada en el siglo IX esta tarde se ha preestrenado en los cines Palafox de Zaragoza.

En palabras de la protagonista de la película, Daniela Brown, los aragoneses van a ver en este film, “un espacio que quizás ya conocéis de una forma como poética, simbólica, contando una época distinta, para conocer un personaje histórico que existió y para entrar en las curiosidades de una época que desconocemos”. Y como bien dijo Antonio Chavarría, “fue una época en la que se estaba plantando lo que somos ahora”.

TODO HUESCA SE VOLCÓ CON LA GRABACIÓN DE LA PELÍCULA

Además del “buen feeling” con el Castillo, la gente de Huesca se volcó mucho con el rodaje de la película y su director lo que más ha querido destacar precisamente del entorno oscense ha sido a su gente: “Lo que más destacaría ha sido la colaboración de todo el entorno de Huesca. Todas las monjas prácticamente eran de Huesca, la figuración era de Huesa. Entonces, aparte del castillo, estaba ese entorno tan comprometido y tan favorable para la película”.

UN MENSAJE APLICABLE AL SIGLO XXI

Para Daniela Brown ha sido “todo un orgullo” que su primer papel protagonista haya sido el de “una mujer tan especial como fue Emma de Barcelona”. Y es que aunque naciese hace ya unos cuantos siglos, este personaje histórico existió de verdad y como reconoce Daniela “desafió tantas estructuras de poder e hizo grandes cambios y haberla contado a través de la ficción de Antonio ha sido un placer enorme”.

“Hay temas que siguen vigentes a día de hoy. La lucha de la mujer para buscarse un sitio en un mundo masculinizado y patriarcal, la lucha es distinta, hemos evolucionado en muchos aspectos pero a su vez sigue habiendo una lucha. El conflicto territorial, los conflictos religiosos y a un nivel más íntimo, si hacer más caso al corazón o a la razón, que también se disputa mucho esto en la película”, reconocía la protagonista animando junto al director a que los aragoneses fuesen a ver la película.