El legado de Ramón y Cajal: la historia detrás de las luces de Navidad de Zaragoza

La instalación de luces de Navidad la plaza Paraíso de Zaragoza rememora el ingreso en la Facultad de Medicina de Santiago Ramón y Cajal
historia luces Navidad Zaragoza
photo_camera Una de las creaciones más vistosas de Sergio Sebastián es el árbol de la plaza Paraíso

Zaragoza se ha llenado de color con el encendido de las luces de Navidad. Prácticamente toda la ciudad está repleta de ellas, aunque hay tres a las que los zaragozanos les tienen un especial cariño. Se trata del árbol de la plaza de Paraíso, las estrellas rotas del paseo de Independencia y las auroras boreales en la plaza San Felipe. Alguien que también les tiene “un especial cariño”, es el arquitecto aragonés detrás de estas creaciones, Sergio Sebastián.

Originario de Calatayud, este año su talento ha llegado hasta la Gran Vía madrileña siendo el encargado de iluminar una de las calles más emblemáticas del país. Aunque las raíces siempre le llaman y su sello se deja ver también en las principales calles de la capital aragonesa. Aunque son muchos los que las observan, muy pocos conocen el verdadero significado que hay detrás y que su creador ha explicado en una entrevista para Aragón Digital.

EL ÁRBOL DEL PARAÍSO

Una de sus creaciones más vistosas es el árbol de la plaza Paraíso. “Le llamamos el árbol del paraíso y rememora el ingreso en la Facultad de Medicina de Santiago Ramón y Cajal, nuestro Premio Nobel”, explicaba el arquitecto. El árbol es un árbol que en la lejanía es evocador con los colores típicos de los árboles de Navidad, pero que “cuando uno se acerca empieza a descubrir esos dibujos fascinantes que hacía Santiago Ramón y Cajal” como todo el principio de transmisión neuronal y nerviosa con las dendritas y con todos los impulsos nerviosos que al final son los que hacen que ese árbol tintinee produciendo un efecto lumínico muy variable.

En la lejanía, esta instalación evoca los colores típicos de los árboles de Navidad

En el interior de ese gran árbol hay un árbol vivo y es algo que se dan cuenta prácticamente solo los niños, pero es llamativo cómo ellos tienen esa capacidad de ver más allá que los adultos y siempre descubren ese árbol vivo que está dentro de ese gran árbol de la vida que es el de Ramón y Cajal”, concluía en su explicación Sebastián.

ESTRELLAS ROTAS EN EL PASEO DE LA INDEPENDENCIA

Una de las instalaciones más singulares y de una escala mucho mayor que el árbol son las “estrellas rotas del paseo Independencia. “Es una instalación también evocadora de las que se hacían en su momento. Se colocaron coincidiendo con el primer año después del Covid”, explicaba. “La primera Navidad después de la pandemia quisimos rendir un homenaje a las víctimas de esta terrible pandemia por todos aquellos que esa Navidad ya no pudieron estar con nosotros”, continuaba Sebastián. Quien ha querido recalcar que la Navidad también es eso, “acordarnos no solo de los que estamos aquí sino también de los que ya no están”.

Estas luces se colocaron para rendir homenaje a las víctimas de la Covid

Es una instalación con una escala muy generosa que intenta abarcar todo el ancho de la calle y transformar esa calle que habitualmente se encuentra partida en distintas secciones: las zonas peatonales, las zonas de tráfico y el tranvía. “Unificarlas con unos arcos que van de lado a lado, en esos 40 metros de calle, que es la calle más ancha en la que hemos intervenido y que transforman por completo la dimensión de ese espacio para convertirlo en un salón urbano”, reconocía el arquitecto.

“Una vez llegamos a contar hasta 12 kilómetros de tiras led en el paseo Independencia, una instalación muy luminosa que además dialoga con uno de los elementos que tenemos característico en Zaragoza que es la niebla. Los días de niebla esa instalación parece brillar y genera un espectáculo verdaderamente asombroso”, ha explicado Sergio Sebastián.

LAS AURORAS BOREALES DE LA PLAZA SAN FELIPE

La última instalación que lleva el sello de este arquitecto son las auroras boreales de la plaza de San Felipe. “Es un espacio mucho más acogedor y recogido y donde lo que queríamos era traer a la ciudad uno de los espectáculos lumínicos más espectaculares que hay en la naturaleza que son las auroras boreales.

historia luces Navidad Zaragoza
Esta creación es una instalación dinámica con luces led que se enciende pixel a pixel. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza

Es una instalación dinámica con luces led que se enciende pixel a pixel, con unas cortinas que cuelgan como auroras boreales sobre los caballos que esculpió Pablo Gargallo”, concluía Sebastián.