Vega Gimeno: “Volver a levantar una Copa sería devolver el esfuerzo y cariño que nos dan”

La capitana confiesa no son favoritas, pero que el título del pasado año les sirve para entender que puede repetirse
Vega Gimeno afirma que no son favoritas, pero como el año pasado, podría volver a pasar.
photo_camera Vega Gimeno afirma que no son favoritas, pero como el año pasado, podría volver a pasar.

Casademont Zaragoza ya va ligado a la imagen de Vega Gimeno (Valencia, 1991). Es la alma máter del equipo dentro y fuera de la pista. Referente para las nuevas generaciones de jugadoras, su figura se ha ido haciendo cada vez más importante en el club y en la ciudad desde su llegada en 2021. Es sinónimo de fortaleza, lucha, corazón y rasmia. En definitiva, una digna capitana para el cuadro rojillo.

Con la conquista de la Copa de la Reina el 2 de abril de 2023 en el Pabellón Príncipe Felipe, la valenciana ya sabe lo que es levantar un título con el conjunto maño y aunque se quite el papel de favorita, y ceda la presión a otros equipos, sueña en volverlo a hacer para agradecer a la Marea Roja todo su apoyo.

Casademont Zaragoza comenzará la defensa de la Copa de la Reina este viernes a las 20.30 horas ante Baxi Ferrol, el compromiso que más “respeto” le provoca a Vega Gimeno, porque es al que acuden con la exigencia de ganar sí o sí. En el torneo todo puede pasar, pero las rojillas llegan en el momento que querían y con muchas ganas de repetir lo vivido.

PREGUNTA.- Vega Gimeno suma otra cita importante a su trayectoria. ¿Cómo llega la capitana? ¿En qué momento de la temporada o de tu carrera te ves?
RESPUESTA.- En un buen momento, estoy muy a gusto, muy cómoda, jugando muy bien, me siento con el refuerzo del club, del entrenador, de la plantilla, de todo el mundo. A nivel de equipo, la parte positiva de que nos eliminarán de Europa es que hemos tenido días para descansar, refrescar piernas y cabeza.

P.- ¿Con qué ánimo afronta el equipo la Copa de la Reina?
R.- Somos conscientes de que es una competición muy difícil, pero muy especial. Todo puede pasar en un partido, está siempre todo muy abierto. Habiendo ganado el año pasado en Zaragoza, lo que se vivió fue espectacular, tanto las que lo vivieron como las que estaban más lejos saben lo que pasó, y tenemos muchas ganas de repetir eso.

P.- Carlos Cantero insistía en las últimas semanas en el cansancio acumulado por el calendario, teniendo que jugar miércoles y fines de semana. Ya habéis podido descansar de esos partidos intersemanales. A nivel físico, ¿se ha recuperado el equipo de la exigencia que requiere disputar Liga y Euroliga?
R.- Sí, totalmente. Se nota mucho cuando tienes dos semanas sin doble competición. Y no sólo eso, los viajes también. En el último mes no jugábamos ni los partidos de Liga española en casa. Era siempre viaje tras viaje y el poder estar en tu casa durante una semana entera o una semana y media se ha notado. A nivel de piernas estamos más frescas, el otro día ante Cadí La Seu se notó mucho, la gente estaba en otro nivel físico. En el plano mental, el no vernos las caras todos los días ayuda, aunque nos queramos mucho (ríe).

P.- Entonces, ¿dirías que estáis al 100% y con todas las jugadoras recuperadas?
R.- Sí. Esos días que tuvimos más de parón, toda la que necesitaba tratamiento lo tuvo, y llegamos en un buen momento.

La capitana defiende que están centradas sólo en el partido de Ferrol. Foto: Casademont Zaragoza.
La capitana defiende que están centradas sólo en el partido de Ferrol. Foto: Casademont Zaragoza.

P.- Tras caer ante Gernika, el pasado domingo llegaba Cadí La Seu, que era el partido para medir fuerzas antes de viajar a Huelva. ¿Fue un chute de moral y confianza la actuación cosechada?
R.- Sí. Ves que llegas en ese buen momento en el que querías llegar. A veces por mucho que quieras, no llegas, no estás bien. El equipo está con esa tranquilidad y confianza de que llegamos en el momento que queríamos, luego ya saldrán o no las cosas.

MIEDO Y RESPETO A FERROL

P.- Pensando en el primer desafío, Baxi Ferrol, se trata de un equipo que va décimo en la liga, actualmente es el peor clasificado de los equipos que participan en la competición. En los dos enfrentamientos de este curso habéis ganado, pero sufriendo mucho. ¿Sería un error confiarse?
R.- Sí, es el partido que más miedo me da, porque es el que partimos como favoritas, tenemos esa presión de ganar. Si pasamos ese partido seguramente la presión ya no estaría en nosotras, sino en los otros equipos. Me da mucho respeto, es un recién ascendido que se ha metido en la Copa de la Reina y eso dice que algo están haciendo bien. Los dos partidos contra ellas los hemos ganado en los últimos minutos, para nosotras es un equipo muy incómodo, juega un baloncesto que no nos favorece mucho. Estoy con incertidumbre por ver cómo reaccionamos y respondemos en los momentos en los que no salgan las cosas. Para mí es el partido más complicado.

P.- ¿Cuáles son sus mayores peligros? ¿Dónde están las claves para llevaros el encuentro?
R.- No tienen una referencia interior, son jugadoras similares, abren mucho el campo, tiran mucho de fuera. Interiormente somos más potentes, eso puede ser una baza fuerte a nuestro favor.

P.- ¿Pensáis en el hipotético cruce de semifinales ante Perfumerías o Gernika?
R.- Si hubiéramos ganado de 30 los dos partidos contra Ferrol, aún podría mirar de reojo, pero es imposible, sólo podemos tener todos los sentidos en el partido de Ferrol. Es la Copa, y en la Copa a un partido, puede pasar cualquier cosa. Todo aquel que alguna vez ha pensado más allá, ha perdido. Tenemos que estar muy focalizadas en Ferrol.

El calendario no nos gusta, no creo que vaya en beneficio de las jugadoras ni del espectáculo que tú puedes dar.

P.- Sois las últimas en disputar el primer partido. En caso de llegar a las semifinales no tendríais ni 24 horas para recuperar. Si se disputa la final serían tres partidos en menos de 48 horas. ¿Cómo se lleva eso?
R.- El calendario no nos gusta, no creo que vaya en beneficio de las jugadoras ni del espectáculo que tú puedes dar. No tienes casi tiempo de recuperar, creo que no se ha pensado mucho en la jugadora, luego dirán que hay marcadores bajos. No somos máquinas ni robots, si no nos dan recuperación, ni tiempo de estar frescas... La Copa siempre es difícil porque son tres partidos en tres o cuatro días, pero es verdad que hay poco margen de recuperación y creo que eso se notará.

La valenciana confiesa que llegan en el momento de la temporada que querían. Foto: Casademont Zaragoza.
La valenciana confiesa que llegan en el momento de la temporada que querían. Foto: Casademont Zaragoza.

SIN PRESIÓN POR REVALIDAR EL TÍTULO

P.- Decías que de pasar de ronda el favoritismo recaería en otros equipos, pero quieras que no, el ser vigentes campeonas del torneo genera expectativas en vosotras.
R.- Evidentemente la gente nos mira un poco más por haber ganado el año pasado, pero a nivel de presupuesto o estructura de club no somos ni Valencia ni Salamanca. Les tiro encantada toda la presión a ellas. Haber ganado la Copa el año pasado a nosotras nos tiene que servir para entender que puede volver a pasar. Nos tiene que servir como confianza. Debemos pensar que el año pasado se ganó y no éramos favoritas, y este es lo mismo. No somos favoritas, pero podría volver a pasar.

Para mí la decepción sería perder el primer partido con Ferrol, eso sería un golpe duro.

P.- ¿Qué sería para vosotras una decepción en esta Copa?
R.- Para mí la decepción sería perder el primer partido con Ferrol, eso sería un golpe duro y tenemos que intentar trabajar para que no pase.

EL RECUERDO DE LA COPA 2023

P.- Ya que hemos hablado de la Copa 2023, casi un año después, ¿cómo recuerdas la final, que para ti especialmente fue dura? ¿Y la celebración posterior?
R.- No he vivido tantas emociones en un tiempo tan reducido en mi vida. Pasé de la euforia a la tristeza y a estar hundida, y otra vez a la euforia. Fueron picos emocionales continuos en esas dos horas. Fue un partido muy chulo, solo con el calentamiento, tocando el violín, todo el show que se montó, estábamos mirándonos unas a otras con la piel de gallina, fue súper chulo. Para mí ver ese pabellón lleno de gente para ver baloncesto femenino fue increíble.

Jugamos muy bien y hubo mucha emoción durante todo el partido. En el momento en el que me echaron fue un momento de tristeza, pero también de shock, porque me costó reaccionar, no entendí lo que estaba pasando. Después me puse a llorar y pensaba en mis padres, que habían venido y los pobres estarían sufriendo. Cuando estaba en el túnel y vi que íbamos a ganar fue otra vez el pico de euforia. El momento de tener la copa y decir “aun con todo lo hemos ganado”, fue muy chulo.

Vega Gimeno levantó la Copa de la Reina el pasado curso. Foto: Casademont Zaragoza.
Vega Gimeno levantó la Copa de la Reina el pasado curso. Foto: Casademont Zaragoza.

P.- Eres una referente de Casademont femenino y la gente te quiere mucho. ¿Qué significaría para ti levantar otro título?
R.- Sería agradecer todo el apoyo que estamos teniendo. A partir de ganar la Copa el año pasado comenzó el boom hacia nosotras. Ahora mismo metemos una media de 5.000 personas en el Felipe. Tenemos 5.000 personas fieles a venir a vernos, que ya están enganchadas, y alguna vez son 6.000. Volver a levantar una Copa para mí sería devolverles de alguna forma todo el esfuerzo y el cariño que nos dan, y me hacen llegar y que estamos muy agradecidas, yo personalmente mucho.

P.- Viendo ese boom con perspectiva, ¿has sentido de verdad un antes y después desde que ganasteis la Copa?
R.- Totalmente, también en repercusión mediática. Fue algo que ayudó muchísimo, porque todos los medios de Zaragoza se volcaron con nosotras, y hace que la gente te conozca, te vea, te escuche. La Copa de la Reina fue un boom tremendo, es verdad que decían que Zaragoza estaba muy necesitada de títulos en cualquier deporte, y tuvimos la suerte de que fue con baloncesto femenino. Además, a mí me llama mucho la atención la de niños y niñas que vienen con tu camiseta, es algo que me choca mucho.

P.- Esta vez no jugáis en casa, pero habrá Marea Roja acompañándoos en Huelva, ¿qué esperáis de vuestros seguidores?
R.- Va a ser una Copa de aficiones. Van a jugar un papel muy importante porque no va a haber una afición local. En Huelva no hay equipo de baloncesto femenino, entonces va a ganar un poco la afición que haga un poco más de esfuerzo en desplazarse. En un pabellón de 5.000 personas, a la que haya 20 más de un equipo se va a notar.

P.- Por último, el listón de la pasada campaña quedó muy alto. A día de hoy, ¿se ha superado?
R.- Sí, se ha superado. Hemos jugado Euroliga, hemos llegado a cuartos. Estamos terceras en liga, que tal y como está, es muy complicado. Entonces, creo que se ha superado. No sé si al año que viene se igualará o se superará, lo veo casi imposible. Hay que estar muy contentos, pase lo que pase en la Copa, lo que hemos hecho hasta ahora es de valorar.