Fisac, antes de la previa de la Fiba Europe Cup: "No me siento favorito para nada"

El Casademont se juega en Suecia la previa de la FIBA Europe Cup en la que se medirá al Pardubice (martes, 19.00 horas) y al Jämtland (jueves, 19.00 horas).
photo_camera El Casademont se juega en Suecia la previa de la FIBA Europe Cup en la que se medirá al Pardubice (martes, 19.00 horas) y al Jämtland (jueves, 19.00 horas).

La hora de la verdad ha llegado. El Casademont se juega en Suecia la previa de la FIBA Europe Cup en la que se medirá al Pardubice (martes, 19.00 horas) y al Jämtland (jueves, 19.00 horas). Vencer significaría tener representación masculina en Europa y clasificarse, junto a otros 39 equipos, a la fase final de la competición. "No me siento favorito para nada. Creo que cuando compites en el mismo deporte y en la misma liga puedes ganar a todos y puedes perder contra todos", ha destacado este viernes el técnico rojillo, Porfirio Fisac, durante el estreno del vestuario del equipo patrocinado por Alejandro Moda.

De hecho, el técnico se ha mantenido prudente y ha subrayado que "en Europa cambian muchas cosas. La forma de jugar de los equipos son diferentes, los arbitrajes son tan distintos… no existe una normativa tan clara como la ACB. Pueden sacarte del partido". En relación a esto, el coach ha dejado claro que "son muchos detalles y diferencias que hacen que si alguien se siente favorito, que no viaje conmigo porque no es su sitio".

Por otro lado, lo que más le preocupa al técnico son sus bases: Trae Bell-Haynes y Andrea Cinciarini. El canadiense sufrió una lesión en su hombro al inicio del choque ante el Unicaja y Fisac ve realmente complicado incorporarlo al choque, a pesar de que las previsiones son buenas porque "parece que no tiene ninguna rotura de ligamentos ni ninguna dislocación del hombro, sino que son elongaciones. Influye un poco en trapecio de su mano dominante y veremos el proceso en el que puede recuperarse". El que sí que estará, a pesar de estar tocado, es Cinciarini, quien tiene una pequeña elongación en el gemelo. Emegano sigue recuperándose y es el que seguro no podrá viajar a Suecia. No obstante, Fisac ha afirmado que "veremos a lo largo del sábado quién puede viajar. Los que puedan participar irán a Suecia y los que no se quedarán entrenando aquí".

PARDUBICE CHECO, PRIMER ESCOLLO

Una vez realizado el parte de guerra, el técnico ha matizado que "tanto Pardubice como Jämtland son dos equipos con características similares a pesar de ser de países distintos". De hecho, el técnico ha sostenido que "nos enfrentamos de primeras contra el Pardubice checo que tiene dos jugadores en la posición de base y efectivos muy anotadores. El técnico alinea en el quintento a jugadores muy pequeños y también tienen a un americano como Brunk Joey que gana rebotes y sabe correr bien el campo". En este sentido, el técnico es consciente de que "es un equipo difícil porque en el uno contra uno sus jugadores cogen protagonismo y abren mucho el campo. Habrá que saberse adaptar a las circunstancias".

Más allá de las declaraciones de Fisac, el equipo ha posado con el vestuario de Alejandro Moda.

Uno de los mayores males del equipo es que hay hasta tres jugadores tocados. Por otro lado, tras jugar estos dos choques de la previa de la FIBA Europe Cup, los rojillos tienen dos compromisos de Liga Endesa prácticamente seguidos, jugando en Barcelona el sábado 18.00 horas ante el Manresa y en Santiago, el miércoles a las 20.00 horas, frente al Obradoiro. "Si tuviera la posibilidad de dosificar lo haría, pero no la tengo. Intentaré ganar cada uno de los partidos con los que crea que están en mejor momento. Si puedo ganar dos mejor que ganar uno. El grupo tiene que crecer con las adversidades que hemos sufrido y las dificultades que tenemos, sobre todo en los puestos de jugadores pequeños", ha sentenciado el coach.

EL CASADEMONT SE VISTE DE GALA

Otro año más, Alejandro Moda ha presentado la imagen del Casademont Zaragoza. Los jugadores han posado vestidos con una cómoda americana azul oscura, una camisa blanca y los pantalones azul marino que vestirán durante sus desplazamientos oficiales. Junto a distintos representantes de la entidad, los jugadores y el cuerpo técnico se han tomado una foto de familia, primero de forma oficial y formal, y posteriormente de manera más desenfada e informal.