Andrea Cinciarini: "Todavía tengo mucho fuego en el interior y mucho que dar en la pista"

El base italiano dio una masterclass de cómo se juega al baloncesto anotando 13 puntos y regalando tres asistencias que le permitieron sumar 16 créditos.
photo_camera El base italiano dio una masterclass de cómo se juega al baloncesto anotando 13 puntos y regalando tres asistencias que le permitieron sumar 16 créditos.

La experiencia es un grado. Si no, que le pregunten a Andrea Cinciarini que a sus 37 años y tras incontables temporadas sigue a pleno rendimiento. El base italiano fue uno de los últimos fichajes del Casademont para apuntalar la plantilla a menos de seis días de empezar la Liga Endesa. Este miércoles, el efectivo jugó su segundo partido, ante el Unicaja (100-92) con la camiseta rojilla y dio una masterclass de cómo se juega a este deporte anotando 13 puntos y regalando tres asistencias que le permitieron sumar 16 créditos. "Quería salir de Italia tras un verano duro en el que no tenía muy claro cuál era mi futuro. Quería tener una nueva oportunidad y todavía tengo mucho fuego en el interior y mucho que dar en pista", ha destacado el italiano sobre su fichaje.

Hablando propiamente del choque del miércoles, el mejor asistente de histórico de la Liga italiana ha subrayado que "sí que es verdad que contra el Real Madrid no fue nuestro mejor partido, pero ayer hicimos las cosas muy bien ante Unicaja". De hecho, Cinciarini es consciente de que el equipo se encuentra en plena adaptación tras apuntalar la plantilla a última hora. "Queda mucho todavía por trabajar, porque llevo cinco entrenamientos, Gielo seis y otros están aún por empezar", ha constatado el jugador rojillo, que ha admitido que "me gustó mucho la atmósfera que se vivió en el Príncipe Felipe, había muchísima gente para ser un miércoles".

Respecto a las motivaciones para este curso, Cinciarini se ha mantenido prudente en el terreno personal, pero en el apartado colectivo ve la Copa del Rey como un objetivo posible y real, a pesar del gran nivel que tiene la ACB. "Tengo mis motivaciones personales pero no me gusta mucho decirlo. Sí que es verdad que dentro del equipo tenemos la Copa del Rey. Es un objetivo a tener en cuenta, aunque en España hay muchos equipos muy buenos con la posibilidad de llegar hasta ahí. La idea es conseguir victorias, que cada jugador tenga su rol en el equipo y sepa cómo jugar", ha recalcado el italiano.

CINCIARINI, "UN JUGADOR PASIONAL"

Es cierto que el jugador ya ha disputado dos partidos con el Casademont. Ambos ligueros y con una importancia mayúscula en los que ha acumulado un total de 47 minutos jugados (20 ante el Real Madrid y poco más de 26 frente al Unicaja). La afición ya ha tenido tiempo de ver a uno de los líderes del equipo, pero el base ha querido definirse como "un jugador muy pasional". De hecho, Cinciarini ha remarcado que "esa misma pasión es la que siento que vive la grada".

El italiano fue el timonel del equipo ante el Unicaja Málaga. Fotografía: ACBPhoto / Esther Casas.

Además, el jugador ha puntualizado que "siempre que tenga un mal partido no es porque no esté jugando con todo. Será porque tendré un mejor defensor o condicionante, pero siempre voy a jugar desde el corazón". No obstante, al italiano no le gusta autodenominarse líder y quiere "que mis compañeros me den ese puesto. Eso lo iré ganando en mi forma de jugar, entrenar y en el día a día". Para él, "la palabra líder viene muy asociada a la posición de base y eso me lo irá dando la experiencia".

Por otro lado, la única mala noticia del choque ante el Unicaja fue la lesión en el hombro del también base Trae Bell-Haynes que apenas llegó a disputar cinco minutos. Cinciarini ha ejercido de portavoz del equipo y ha informado de que "la lesión de Trae no me preocupa demasiado por el momento, porque creo que será para unos días". Esto podría significar que, hasta la recuperación del canadiense, Cinciarini tenga que disputar más minutos. "Estoy listo para llevar el timón. Todos mis compañeros juegan muy bien en su posición y eso ayuda porque estoy al 50% de mi forma física, pero voy a dar todo lo que tenga en la pista", ha comentado seguro de sí mismo.

Finalmente, el jugador ha constatado que todavía no ha tenido tiempo de intercambiar impresiones con Porfirio Fisac, debido principalmente al ajetreado ritmo que ha sufrido el cuadro rojillo entre salidas, lesiones y fichajes. "Porfi es muy buen entrenador. Tengo muy buena relación tanto con el staff como con los jugadores. Tengo que ser la manita derecha de Porfi, porque como base es muy importante estar cerca del entrenador. Estoy empezando a conocerlo ahora porque no he tenido el rodaje de pretemporada para poder hacerlo pausadamente. Aún así es muy buen entrenador y sobre todo muy buena persona", ha sentenciado Cinciarini.