El Casademont Zaragoza abre el telón

Gimeno a punto de dar una asistencia en el Príncipe Felipe
photo_camera Vega Gimeno volverá a capitanear la nave rojilla. Foto: Casademont Zaragoza

Todo listo para que empiece una nueva temporada para Casademont Zaragoza. El equipo femenino será el primero en estrenarse ante la Marea Roja este sábado. Por otro lado, los de Porfirio Fisac debutarán el domingo en el escenario más complicado posible de la Liga Endesa, el Wizink Center. Ambos intentarán comenzar con buen pie y disfrutar con ilusión otro curso en la élite.

El Pabellón Príncipe Felipe volverá a teñirse de rojo este fin de semana. El conjunto de Carlos Cantero regresa a la pista que tantas alegrías le dio el año pasado. El primer choque de este sábado será ante uno de los rivales más difíciles, el Girona, pero las jugadoras han dejado una sensación muy positiva en la pretemporada con un pleno de victorias.

Tras el debut en la Liga Femenina Endesa, las rojillas tendrán que preparar la Supercopa, que se disputará en Gran Canaria. Su consagración como campeones de la Copa de la Reina les ha otorgado poder luchar por primera vez este título. También serán primerizas en Euroliga, que arrancará el mes de octubre y podrán jugar contra los mejores equipos del continente. Será una campaña exigente, pero volverán a vivirse muchas emociones con los nuevos retos que están por delante.

El conjunto masculino se ha sobrepuesto a las dificultades. Tras varias contratiempos de última hora, el equipo se ha reforzado favorablemente para el inicio de Liga. No lo tendrá nada fácil en la primera jornada, ya que se enfrenta al reciente campeón de la Supercopa de baloncesto, el Real Madrid. Intentarán dar la sorpresa en el primer duelo y dar la cara ante un rival que llega en la mejor forma.

Los de Porfirio Fisac también viajarán por Europa. Después de un año de ausencia, la organización de la FIBA Europe Cup envío una invitación al club maño para participar en la competición internacional. Tendrá que disputar las eliminatorias previas para acceder finalmente a la fase regular. A pesar de lo infortunios, el Casademont ha reaccionado rápido para completar una plantilla que luchará y trabajará unida, demostrando la rasmia que tanto caracteriza a la entidad rojilla.