Zona de solárium, 38 cabinas de ducha y nuevos aseos: las novedades en el CDM Alberto Maestro

Se construirá un nuevo edificio de una planta, conectado al actual, con cabinas de ducha, espacio para taquillas, lavabos y zona de almacenaje, además de aseos exteriores para las piscinas y la zona de solárium.
baños-exteriores
photo_camera El nuevo edificio se construirá en la superficie que actualmente ocupa el solárium

El Ayuntamiento de Zaragoza va a ampliar este año los vestuarios de la piscina cubierta del Centro Deportivo Municipal Alberto Maestro, con la construcción de un nuevo edificio de una planta, conectado al actual, que dispondrá de 38 cabinas de ducha con cambiador, espacio para taquillas, lavabos y zona de almacenaje para equipos. Además, se realizarán unos aseos para las piscinas exteriores y una zona de solárium en la cubierta.

El concejal delegado de Deportes, Félix Brocate, ha presentado hoy el proyecto, que ya ha sido aprobado por el Consejo de Administración de la sociedad municipal Zaragoza Deporte, y que saldrá a licitación en las próximas semanas. El presupuesto asciende a 863.668,62 euros (IVA incluido), con un plazo de ejecución de nueve meses.

El objetivo es dotar al CDM Alberto Maestro de un vestuario acorde a la capacidad de la lámina de agua, ya que actualmente existe un desequilibrio entre el aforo de este espacio y el de la piscina a la que presta servicio. El nuevo edificio se construirá en la superficie que actualmente ocupa el solárium. Supondrá un incremento del 50% del aforo de los actuales vestuarios y permitirá elevar notablemente el volumen de actividad deportiva, sobre todo en cuanto a cursillos infantiles de natación.

La inversión se enmarca en la apuesta del Gobierno municipal por seguir ampliando y mejorando la red de instalaciones deportivas de la ciudad, con el objetivo de promover la práctica del ejercicio físico y la mejora de la calidad de vida de la población, uno de los ejes estratégicos que ha llevado a Zaragoza a lograr la Capitalidad Europea del Deporte 2027.

En este caso, se trata de revitalizar la oferta deportiva acuática del CDM Alberto Maestro, un complejo municipal que fue inaugurado en el año 1997 y que cuenta con piscinas de verano, piscina cubierta, pabellón polideportivo y pistas exteriores, entre otros servicios. Está situado en la confluencia de tres distritos, Casco Histórico, Las Fuentes y El Rabal, cuyas poblaciones suman más de 168.000 habitantes.

El proyecto básico y de ejecución ha sido redactado por el arquitecto Daniel Moreno, de la empresa MSM Arquitectos, con la supervisión del Servicio de Arquitectura del Ayuntamiento y en coordinación con el Servicio de Instalaciones Deportivas. Se ha cuidado al máximo la composición, geometría y proporciones, para buscar una arquitectura de calidad, manteniendo al mismo tiempo los criterios de ajuste de costes y plazos de construcción. En la elección de los sistemas constructivos y los acabados, han primado los criterios de sostenibilidad, ahorro energético y reducción de costes de mantenimiento.