Una nueva tubería de abastecimiento llevará agua potable a Torrecilla de Valmadrid en 2025

Zaragoza cuenta con una red municipal de saneamiento de más de 1.170 kilómetros
photo_camera Imagen de archivo de una tubería

El Ayuntamiento de Zaragoza invertirá 735.869 para llevar agua de boca a Torrecilla de Valmadrid con la construcción de una tubería de 9,7 kilómetros de longitud que conectará este pequeño barrio rural de apenas 24 habitantes a la red pública de abastecimiento de agua potable de la capital aragonesa. El Gobierno de la ciudad ha aprobado este jueves el proyecto de obra con un plazo de ejecución de seis meses, que saldrá próximamente a licitación para la adjudicación de los trabajos.

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, ha anunciado esta obra tan esperada por los vecinos desde la plaza de Torrecilla de Valmadrid, donde ha estado acompañada por el consejero de Participación y Régimen Interior, Alfonso Mendoza, la concejal delegada de Barrios Rurales, Paloma Espinosa, y el alcalde de Torrecilla, Miguel Ángel Rabinal.

“Esta es una reivindicación histórica que hasta ahora no se había atendido y que este Gobierno va a hacer por fin realidad”, ha comentado la regidora, quien ha añadido que esta obra va a permitir a Torrecilla asentar población y tener más oportunidades de crecimiento.

Además, ha apuntado que el Gobierno está trabajando con las compañías de telefonía para mejorar la cobertura de la red móvil en este núcleo, una medida que junto al acceso al agua de boca, es la otra principal reclamación de los vecinos.

Actualmente, el barrio rural de Torrecilla de Valmadrid se abastece de un depósito de 70 metros cúbicos de capacidad, ubicado en la parte alta del núcleo, que se llena con camiones cisterna de 10 metros cúbicos que se trasladan al barrio hasta tres veces por semana.

Con el fin de mejorar la garantía del suministro y reducir el coste ambiental y económico que esto supone, el Ayuntamiento construirá esta tubería que conectará el barrio con la la red de abastecimiento de agua potable de Zaragoza, concretamente en un punto de la calle Sisallo (polígono Empresarium), en el límite de los distritos de Torrero-La Paz y Cartuja. Para salvar la diferencia de cotas y pérdidas de energía existentes, entre el punto de la conexión de la red municipal, ubicado a una cota de 255 msnm y el depósito de Torrecilla de Valmadrid, con cota 414,50 msnm, se prevé la instalación de un grupo de bombeo.

Además, el proyecto tiene previsto también aprovechar el trazado de la tubería, que discurrirá en paralelo a la plataforma de una antigua vía de ferrocarril minero, la línea de Utrillas a Zaragoza, para hacer una vía verde.

FINANCIACIÓN DE LA OBRA

Esta actuación se financiará en parte con los fondos del nuevo convenio 2021-2024 suscrito con la Diputación Provincial de Zaragoza para financiar inversiones en los barrios rurales, dotado con 9 millones de euros. En concreto, un total de 344.927 euros correrán a cargo del convenio, mientras que el montante restante lo aportará el Ayuntamiento.

Precisamente, la alcaldesa de Zaragoza ha recordado que el Gobierno municipal dio un impulso definitivo a las obras pese al desfase presupuestario y al retraso de las obras que se encontraron en 2019.

“Quiero agradecer el trabajo y las horas de esfuerzo de la Concejalía de Barrios Rurales para poder finalizarlo pese a todas las dificultades con las que se encontraron porque han conseguido que este sea el convenio con mayor ejecución de todos y hacerlo además mientras impulsaban uno nuevo trabajando en los dos de forma simultánea, algo que hasta ahora no se había hecho nunca”, ha manifestado.

El resultado, ha dicho, es que finalmente se han realizado 125 obras en total frente a las 71 previstas inicialmente atendiendo las necesidades expresadas por los vecinos de los barrios rurales. Esto supone 54 obras más de las previstas por valor de 1.526.766 euros gracias al aprovechamiento de los remanentes.

Con todo, el porcentaje de obra ejecutada es de 94% y se acercará al cien por cien cuando finalicen a lo largo de este año las seis obras que están actualmente en ejecución: el pabellón y ludoteca de San Juan de Mozarrifar, los pabellones de Montañana y Garrapinillos, la biblioteca de Montañana y la climatización de la Casa de la Cultura de Peñaflor, ha concluido.