El Impuesto de Plusvalía cambia en Zaragoza: más bonificaciones por herencia de segundas residencias

La propuesta eleva hasta 200.000 euros el valor catastral de los inmuebles en los que se pueden aplicar bonificaciones, sin ser primera vivienda. Antes, esta cantidad estaba fijada en 150.000 euros.
Viviendas-sociales-La-Jota-edificio
photo_camera Imagen de archivo de viviendas

El Ayuntamiento de Zaragoza tiene previsto ampliar las bonificaciones en el Impuesto de la Plusvalía por herencia de segundas residencias, garajes y trasteros. La propuesta eleva hasta 200.000 euros el valor catastral de los inmuebles en los que se pueden aplicar bonificaciones, sin ser primera vivienda. Antes, esta cantidad estaba fijada en 150.000 euros.

La vivienda habitual seguirá contando con un beneficio fiscal del 95%, el máximo legal, en caso de herencia. Los garajes y trasteros, además, subirán su bonificación del 60 al 65%.

El objetivo es reducir el impacto de este impuesto para los contribuyentes de Zaragoza que heredan uno o varios inmuebles, tal y como han explicado la consejera de Hacienda y Fondos Europeos, Blanca Soláns, y la concejal de Vox, Eva Torres, partido que planteó esta iniciativa.

Soláns ha subrayado que la bonificación se aplicará también en los casos que el contribuyente tenga su residencia habitual fuera del término municipal. Además, ha afirmado que se otorga así una mayor seguridad jurídica y mayor precisión normativa para este tipo de situaciones.

plusvalia
La consejera de Hacienda y Fondos Europeos, Blanca Soláns, y la concejal de Vox, Eva Torres, asegura que la propuesta aliviará la presión fiscal del contribuyente

Por su parte, Torres ha resaltado que gracias a las aportaciones de Vox “no se han dejado de materializar rebajas de impuestos” promoviendo que Zaragoza “sea una de las ciudades españolas con menor presión fiscal”.

La bonificación del 95% del Impuesto de Plusvalía en vivienda habitual ha beneficiado a 6.000 familias, suponiéndoles un ahorro de 6,8 millones de euros. La nueva proposición normativa será remitida a la Comisión Plenaria de Hacienda y Fondos Europeos del Ayuntamiento para su dictamen y posible incorporación de nuevos cambios. A partir de ahí saldrá a exposición pública y finalmente será elevada para su aprobación por el Pleno de Zaragoza.