La Expo muestra la “realidad mágica” del agua en el cine documental lituano

El director de cine lituano, Arunas Matelis, ha viajado hasta Zaragoza para compartir con los visitantes del Pabellón de Lituania el particular modo de ver el documental en este país Báltico. Un modelo único en el que elementos como el agua muestran su “realidad mágica”, convirtiéndose en un personaje más de la obra cinematográfica.

Zaragoza.- El documentalismo se está convirtiendo en uno de los elementos culturales más característicos de Lituania. Un género que ya ha aportado los mayores reconocimientos internacionales a la cinematografía del país báltico, y que este mes se presenta en la Expo de Zaragoza.

El director de cine lituano, Arunas Matelis, ha viajado hasta Zaragoza para compartir con los visitantes del Pabellón de Lituania su particular modo de ver el documental. Entre otros premios Matelis ha sido elegido mejor director documental de 2007 según el Director`s Guild of America.

El documental lituano es “un modelo único en el que elementos como el agua muestran su realidad mágica, convirtiéndose en un personaje más de la obra cinematográfica”, ha señalado Matelis. “El agua es mucho más que el componente químico, tiene un elemento que lo convierte en inspiración y espíritu del arte”, ha señalado.

Según el cineasta, su trabajo tiene una serie de características que lo diferencian del resto de producciones que se hacen en Europa. Una de las peculiaridades más destacadas es el predominio de la imagen sobre lo auditivo. “En los documentales lituanos tan apenas hay diálogo. Las pocas frases que se reproducen tienen la función de aportar algo al discurso visual, pero no guían el hilo narrativo”, ha señalado Matelis.

Unas características que Matelius considera que se deben a que “la televisión aún no ha ejercido una gran influencia en el cine documental lituano”. Además, ha destacado la importancia del cine soviético en Lituania, pero del que se ha eludido el carácter propagandístico.

La visita de Matelius a Zaragoza ha servido para presentar la semana que el pabellón de Lituania dedicará a la proyección de películas documentales. Un ciclo en el que se podrán ver algunos de los mejores y más premiados trabajos del cine lituano.