Chueca cree que no hay “motivo objetivo” para una huelga de bus en Pilares

huelga bus Zaragoza pilares
photo_camera Los conductores del bus urbano de Zaragoza harán huelga del 7 al 15 de octubre | Foto: Carlos Burillo

El anuncio de paros parciales en el servicio de bus urbano durante la semana de las Fiestas del Pilar ha traído consigo diferentes reacciones tanto en los grupos municipales como en el propio equipo de gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza. Entre ellas, la alcaldesa, Natalia Chueca, ha asegurado que se siente “sorprendida” porque considera que no existe un “motivo objetivo” para ello, dado que desde el consistorio están “estudiando y trabajando más en este asunto de lo que se ha hecho en estos últimos años desde que lo empezaron a pedir con el gobierno de Zaragoza en Común”.

En concreto, el Comité de Trabajadores de Avanza ha confirmado que realizarán paros a partir del día 7 de octubre. Algo que Chueca ha catalogado de “flaco favor a la ciudad”, al ser esos los días en los que la capital aragonesa recibe más turismo exterior y, por consecuente, mejor imagen debería dar. “Yo creo que los zaragozanos no pueden estar otra vez pendientes de si el autobús vuelve a estar en huelga. La ciudad no lo entendería, igual que no lo entendemos nosotros”, ha insistido.

En cualquier caso, la alcaldesa también ha concretado que la concejal de Movilidad, Tatiana Gaudes, está manteniendo conversaciones para entender cuales son los problemas y ver si hay algo que se pueda hacer desde el Ayuntamiento. Aunque, reconoce, “con un convenio firmado hace apenas unos meses donde se mejoraban sustancialmente las condiciones salariales y del servicio, existen pocos motivos que justifiquen esos paros o esa huelga inminente y queremos entender cuales son”.

En el origen de esta nueva demanda estaría la petición de la plantilla de cambiar los cuadros de marchas o revisar los ritmos de trabajo. Algo en lo que los servicios municipales ya están trabajando mediante un estudio que permita empezar a hacer esos cambios. Sin embargo, los trabajadores mantienen firme su posición, quieren que esos cambios lleguen ya y no en unos meses y progresivamente como al parecer está previsto.

CONTRATO DEL BUS PRORROGADO

De forma paralela, hay que recordar que el grupo municipal del PSOE también concretó que pediría una comisión de investigación para aclarar los motivos que han llevado al Ayuntamiento de Zaragoza a prorrogar el contrato del autobús en estos momentos. Chueca se ha mostrado tranquila asegurando que “no hay nada posible de judicializar porque no hay nada ilegal”. Y es que, según ha explicado, el contrato contemplaría esa prórroga de cinco años desde su realización en 2013.

“El motivo de esa prórroga es que, mientras se trabaja en el nuevo contrato, no podíamos poner en riesgo ni paralizar la electrificación de las flotas de autobuses. Si no hubiéramos hecho esa prórroga, no se hubieran podido comprar los 68 autobuses que venían anteriormente, pero sobre todo los 40 nuevos que nos ha concedido el Mitma. Esta decisión era lo mejor para la ciudad y es legal”, ha concretado.