Abre al público la segunda fase del Centro de Visitantes de La Cartuja Baja

Se completa así un espacio que se inauguró hace un año dentro de un proyecto de recuperación histórica de esta parte de la historia de la ciudad
cartuja-zaragoza
photo_camera La exposición se centra en el momento posterior a las desamortizaciones de mediados del siglo XX

El Centro de Visitantes de La Cartuja Baja abre al público la segunda fase del museo de la antigua Portería que acerca al público el patrimonio arquitectónico y cultural del barrio, así como la historia y el legado de lo que fue el convento cartujo más antiguo de Aragón, declarado Conjunto Histórico en 1981. Se completa así un espacio que se inauguró hace un año dentro de un proyecto de recuperación histórica de esta parte de la historia de la ciudad, con la aportación del Área de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza que ha invertido en total, en las dos fases, 75.000 euros.

La consejera de Cultura del Ayuntamiento, Sara Fernández, y la concejal delegada de Barrios Rurales, Paloma Espinosa, junto al alcalde de barrio rural, José María Lasaosa, han inaugurado este centro, acompañado por las asociaciones vecinales y representantes de la junta vecinal. En las dos últimas décadas, el Consistorio ha adquirido y rehabilitado edificios del antiguo conjunto histórico-artístico de La Cartuja, como la Portería, el Refectorio o la Celda del Prior, y ha adecuado espacios del entorno como el parque del Huerto Frisón. “Un largo recorrido que se intensificó en 2016 y que ha encontrado en este Gobierno un impulso definitivo para la puesta en marcha del Centro interpretativo de la vida cartujana”, ha señalado.

La sala expositiva de esta segunda fase acerca al espectador la historia de La Cartuja como acuartelamiento de las tropas francesas durante Los Sitios de Zaragoza, y permite conocer la procedencia de los primeros colonos, visualizar mediante un vídeo el antes y después de la misma tras décadas de restauración o revivir las sesiones del Cine Lux, que durante muchos años fue uno de los centros de ocio y de la vida social del barrio.

La exposición se centra en el momento posterior a las desamortizaciones de mediados del siglo XX, cuando este lugar continúa habitado hasta su configuración como barrio rural de la ciudad. Esta cuestión es la que aporta singularidad a la cartuja zaragozana dentro del patrimonio cultural europeo, ya que se trata de una cartuja habitada, un caso excepcional sólo compartido con la cartuja de la Santa Cruz de Jarez y la cartuja del Monte de Todos los Ángeles Senales (Italia).

Durante el recorrido, los visitantes podrán, además, consultar un vídeo interactivo que reconstruye en tres dimensiones la arquitectura original de la cartuja, financiado por la Asociación Vecinal Jerónima Zaporta, y que ha sido posible gracias a los objetos, testimonios y fotografías antiguas. Un recorrido, sin duda, con un fuerte componente emocional que ha sido posible a las aportaciones de familias cartujanas y la parroquia del barrio que, a través, del experto en historia local Rafael Pascual Bibián, han facilitado interesante material para esta sección del Centro de Visitantes.

Además, Zaragoza Turismo ofrece todos los primeros domingos de mes visitas guiadas al conjunto histórico-artístico de La Cartuja. Gracias a la labor voluntaria de vecinos y vecinas cartujanos, el Centro de Visitantes, permanecerá abierto al público todos los domingos en horario de 11.00 horas a 13.30 horas.