Robos a lo "Solo en casa": se escondían en jugueterías para desvalijarlas de noche en Zaragoza

Varias tiendas de los centros comerciales Puerto Venecia y Gran Casa se habrían visto afectadas
photo_camera Se han intervenido inhibidores de frecuencia, extractores de bombines y herramientas de ganzuado, entre otras cosas

Al más puro estilo de los ladrones que protagonizaban la taquillera película "Solo en casa 2", la Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal que se dedicaba al robo en jugueterías de Zaragoza, Madrid, Granada y Málaga. En total han sido detenidas seis personas a las que se les atribuye un total de 14 robos cometidos entre los años 2020 y 2024. El método que utilizaban era el denominado "encalomo". Mediante esta técnica los ladrones se escondían en huecos ocultos de los establecimientos durante el día y cuando estos cerraban asaltaban la caja fuerte.

"En grupos de dos o tres personas accedían a las tiendas. El jefe de la organización marcaba el lugar en el que se tenía que producir el encalomo. Otra persona hacía una contravigilancia y, finalmente, el tercer individuo removía las cajas de juguetes de gran volumen como bicicletas para ocultarse tras ellas", ha explicado inspector de Policía Nacional, Gonzalo de Miguel, que además ha apuntado que los robos se realizaban en periodo navideño para poder conseguir un mayor botín. Así consiguieron sustraer casi 150.000 euros.

En concreto, la Operación Lightyear se inició en noviembre de 2020 tras dos robos cometidos en el centro comercial Puerto Venecia. Esas primeras investigaciones permitieron conocer que se trataba de un grupo criminal afincado en la Comunidad de Madrid. De los 14 robos cometidos, 11 de ellos se realizaron en jugueterías, otra de ellas ubicada en el centro comercial Gran Casa.

MÁSCARA PARA OCULTARSE

Una de las peculiaridades de su modus operandi es que el líder del grupo iba provisto con una máscara de alta calidad para evitar su identificación. Precisamente ese fue uno de los detalles que alertó a los agentes durante la revisión minuciosa de todas las cámaras de vigilancia. "Después de horas de visionado, pudimos comprobar como únicamente un niño pequeño notó algo extraño en la parte trasera del cuello. Eso nos hizo en parte sospechar que era una persona que pudiera utilizar máscara", apunta.

Tras ella se encontraba el principal investigado que, de hecho, resultó ser una persona ampliamente conocida dado su extenso historial delictivo. A los seis detenidos se les imputan delitos de robo con fuerza y pertenencia a grupo criminal. Además, al presunto responsable del entramado se le atribuye también un delito de blanqueo de capitales por la adquisición de ocho vehículos de alta gama, cuatro de los cuales estaban a nombre de su hija menor de 10 años.

INVESTIGACIÓN ABIERTA

En estos momentos la investigación continúa abierta ya que habría otras seis personas identificadas, pero no detenidas que habrían participado en acciones similares en los centros comerciales Augusta o Utrillas y de nuevo Gran Casa y Puerto Venecia, así como otros en ciudades del resto de España.