A prisión en Calatayud dos okupas que robaban en comercios, casas y trasteros con más de 40 antecedentes

Un hombre y una mujer han sido detenidos, con su ingreso en prisión, tras cometer más de 15 robos en Calatayud mediante diferentes técnicas como el butrón
photo_camera Los ladrones adquirían todo tipo de materiales en diversos establecimientos y casas de Calatayud

Agentes de la Comisaría de Calatayud procedieron a la detención de un hombre de 36 años y una mujer de 31 como presuntos responsables de más de una quincena de delitos como robo con fuerza, utilizando un butrón, defraudación de fluido eléctrico, delito contra la salud pública y quebrantamiento de medida cautelar de alejamiento. Ambos han acabado en prisión.

La investigación comenzó el pasado 13 de marzo, cuando una persona denunció el robo con fuerza en un establecimiento hostelero de la calle Sancho y Gil esa misma madrugada. Los autores habrían accedido al interior mediante un butrón en una de las paredes apoderándose de género cárnico, una televisión, más de dos decenas de botellas de bebida alcohólica, varios décimos de Lotería Nacional y 200 euros en monedas.

Unos días más tarde, el 19 de marzo y también de madrugada, otra persona denunciaba la sustracción de numerosas herramientas (desbrozadoras, motosierras, taladros, radiales…) en una vivienda de la calle La Parra, la cual estaba siendo reformada. En este caso habrían accedido forzando varias cerraduras de las puertas de acceso.

Los agentes del Grupo Operativo de Policía Judicial no tardaron en averiguar que se trataba de una pareja de delincuentes muy activos en la localidad bilbilitana, solicitando al Juzgado de Instrucción la entrada y registro en una vivienda que tendrían ocupada.

REGISTRO DOMICILIARIO

Con la autorización en mano, los agentes junto con el Letrado de la Administración de Justicia procedieron a la entrada y registro el pasado 19 de marzo, deteniendo a estas dos personas que se encontraban en el interior. Durante este registro los agentes no sólo recuperaron la mayoría de los efectos sustraídos en esos dos hechos denunciados, sino que también varios objetos pertenecientes a diferentes robos en trasteros, viviendas y establecimientos que se produjeron durante el pasado año 2023.

Además se incautaron más de 2 kilos de marihuana y 335 gramos de cristal, motivo por el que también se les imputa un delito contra la salud pública. Los investigadores también estaban detrás de un posible enganche ilegal de luz tras recibir una denuncia días antes, comprobando en este momento que, efectivamente, estas dos personas que residían en esta vivienda ocupada estaban haciendo un uso fraudulento de la corriente eléctrica, imputándoles un delito de defraudación de fluido eléctrico.

En el momento de la detención, tras verificar sus filiaciones en las bases de datos policiales, los agentes comprobaron que el hombre seguía con una orden de alejamiento en vigor interpuesta sobre ella, derivada de una denuncia de malos tratos en el ámbito familiar, siendo también detenido por quebrantar una medida cautelar de alejamiento.

MODUS OPERANDI

Actuaban siempre de forma coordinada e intercomunicados a través de un walkie talkie. Mientras el hombre accedía al interior para perpetrar el robo, la mujer esperaba en el exterior haciendo labores de vigilancia. Ya con el botín en su poder, lo trasladaban a su domicilio.

Los detenidos, que suman más de cuarenta antecedentes policiales por hechos de la misma naturaleza, pasaron a disposición de la autoridad judicial, el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Calatayud, el pasado viernes 22 de marzo, decretando su titular el ingreso en prisión para ambos.