Un policía en prácticas y fuera de servicio evita un robo de móviles a tres jóvenes

El detenido ha ingresado en prisión tras amenazar a los jóvenes con un destornillador al cuello
El individuo, con más de 40 delitos a sus espaldas, ha ingresado en prisión
photo_camera El individuo, con más de 40 delitos a sus espaldas, ha ingresado en prisión

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 53 años como presunto responsable de un delito de robo con violencia e intimidación tras amenazar a unos jóvenes con un destornillador y robarles los móviles. El individuo, con más de 40 delitos a sus espaldas, ha ingresado en prisión.

Los hechos sucedieron en torno a las 01.00 horas cuando unos jóvenes que se encontraban en la calle Felipe San Clemente fueron abordados por otro hombre que, tras amenazarles con un destornillador en el cuello, se apoderó de uno de sus teléfonos móviles y huyó del lugar.

Un policía nacional en prácticas y fuera de servicio se encontraba muy próximo cuando escuchó gritar a tres personas pidiendo ayuda. Delante de ellos escapaba un hombre corriendo con lo que parecía ser un arma blanca en su mano. No dudó en unirse a la persecución dándole alcance en la calle paralela Joaquín Costa. Durante este seguimiento, el agente observó cómo tiraba al suelo un teléfono móvil robado, pero en ningún momento se desprendió del arma.

Por este motivo, el policía le instó a que tirase el destornillador de grandes dimensiones. El agente pudo reducirlo en el suelo e inmovilizarlo hasta la llegada de una patrulla de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana para proceder a su detención.

El detenido, que suma más de una cuarentena de antecedentes policiales por hechos de la misma naturaleza, pasó a disposición judicial el día 5 de mayo, decretando el titular del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia su ingreso en prisión.