El menor que causó la muerte del Guardia Civil en Barbastro dice que fue por "una imprudencia"

El menor acusado de causar la muerte al agente de la Guardia Civil José Antonio Pérez el pasado 4 de marzo ha asegurado ante la Juez que "todo se debió a una imprudencia". El menor, que se enfrenta a ocho años de internamiento en un centro de menores, no ha justificado los hechos y ha admitido no acordarse de parte de sus declaraciones.

Huesca.- El Palacio de Justicia de Huesca ha acogido la primera sesión del juicio contra el menor acusado del

La primera sesión de este juicio ha contado con el testimonio del único acusado que se ha remitido a su primera declaración. El mismo ha mantenido que la muerte del agente se debió a "una imprudencia". "Él no justifica nada. Además tiene bastantes lagunas dado que ya han pasado unos meses", ha explicado su letrada, Cristina Dolcet, que mantiene su petición de absolución. 

Misma tesis han defendido los tres menores que lo acompañaban en el vehículo con el que se ocasionó la muerte a José Antonio Pérez. Para ellos, la Acusación Particular, de la mano de Mariano Tafalla, pide medidas como la libertad vigilada de tres a cinco años, según su edad. El abogado considera que existen indicios para considerar que tienen cierta responsabilidad en los hechos tras una sesión que a su juicio "ha sido del todo esclarecedora".

En esta primera sesión se ha contado con el testimonio de varios agentes de la Guardia Civil. Entre ellos, el compañero de Pérez en el momento de los hechos. Pasaban de las 19.30 de la tarde cuando el agente de la Guardia Civil José Antonio Pérez dio el alto al vehículo en el que viajaban los cuatro menores. Según entiende el fiscal, el conductor no detuvo el coche y arrastró al agente en su huida.

El turismo logró incorporarse a la N-240, pero chocó contra el quitamiedos lo que provocó el reventón de una rueda y que éste saliese en dirección contraria a la circulación. El vehículo impactó con uno de los coches que circulaban, causando tres heridos, y el agente José Antonio Pérez salió despedido falleciendo minutos después.

Este martes será el turno de los testigos presenciales en el momento del incidente, muchos de ellos conductores, además de peritos forenses.