Tres investigados por alterar la matrícula de un coche con cinta adhesiva en Teruel

Habían pegado trozos de cinta adhesiva para transformar la letra F en una E
martricula-teruel
photo_camera Se les investiga por un delito de falsedad documental.

La Guardia Civil de Teruel investiga a tres personas como presuntas autoras de un delito de falsedad documental, consistente en la alteración de la placa de matrícula de un vehículo con cinta adhesiva negra. Fue el pasado 31 de marzo, en la autovía A-23 en Teruel, cuando una patrulla de motoristas observó una furgoneta marca Nissan Primastar estacionada en el andén. El vehículo estaba ocupado por tres personas, manifestando el conductor a la patrulla actuante que se encontraban en el lugar porque el vehículo presentaba una avería, comprobándose seguidamente que el motivo real de su detención era la falta de combustible.

Al realizar los agentes actuantes una inspección tanto del vehículo como de la documentación del mismo, pudieron detectar que las placas de matrícula, anterior y posterior, se encontraban manipuladas, consistente dicha manipulación en la colocación de pequeños trozos de cinta adhesiva negra sobre los caracteres alfabéticos de las placas, con la intención de transformar la letra F en una E, habiendo sido manipuladas ambas placas con la misma técnica, siendo legible perfectamente un carácter alfabético diferente y siendo dicha manipulación difícil de detectar, en principio, a simple vista.

En base a los hechos narrados se procedió a instruir las correspondientes diligencias por el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico, equipo G.I.A.T. del Subsector de Tráfico de Teruel, por un delito de falsedad documental consistente en la manipulación de las placas de matrícula.

Una vez confirmados todos los extremos por los agentes actuantes en cuanto a la falsedad documental indicada y verificada la identificación de los autores, el pasado mes de abril, se procedió, en la ciudad de Zaragoza, a la investigación de los tres ocupantes del vehículo por un supuesto delito de falsedad documental, delito incurso en el artículo 392.1 del código penal, en el cual se establece, entre otros, que falsear un documento oficial (la matrícula de un coche se considera como tal), puede conllevar una pena de prisión de 6 meses a 3 años y multa de 6 a 12 meses.