Duro golpe contra la droga en el Pirineo: desmantelan 18 campamentos con 12 toneladas de marihuana

Planta de marihuana
photo_camera Las más de 12.000 plantas han sido destruidas

Agentes de la Guardia Civil de la Compañía de Graus, en el marco de la Operación Captum encaminada a la detección de plantaciones de marihuana en espacios boscosos y de difícil acceso por parte de grupos criminales organizados, ha tenido como resultado la detención de 14 personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública. En concreto, por el cultivo de más de 12 toneladas de plantas de marihuana en diferentes zonas del Pirineo Aragonés.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de marzo gracias al descubrimiento por agentes de la Guardia Civil de la Compañía de Graus de varias plantaciones de marihuana en parajes recónditos y casi inaccesibles de las comarcas del Sobrarbe y de la Ribagorza en la provincia de Huesca, finalizando las mismas en el presente mes tras varias fases de explotación.

En total se han intervenido seis macrocultivos que sumaban un total de 12.637 plantas de marihuana y 73 kilos de cogollos desecados. Todos tenían un patrón idéntico, respecto al modus operandi utilizado por los presuntos autores para su vigilancia y cuidado.

MODUS OPERANDI

Cada plantación permanecía atendida por dos o tres personas que se encontraban ocultos en el bosque, en campamentos perfectamente camuflados, donde hacían vida. Estos individuos eran los encargados del cultivo, mantenimiento y vigilancia de las macroplantaciones a través de extensos sistemas de riego.

En todo momento los cuidadores mantenían un nivel de alerta máximo, con varias vías de escape a través del bosque para huir de los agentes en caso de ser descubiertos. En alguno de los campamentos habían instalado rudimentarios sistemas de alarma que daban aviso ante la posible presencia de algún extraño. Asimismo, estas personas llegaban a pasar hasta seis meses viviendo en estos campamentos al contar con abastecimiento de alimentos, gas, artículos básicos y material de trabajo para mantener las plantaciones.

Los detenidos pasaban hasta seis meses viviendo en los campamentos

12 TONELADAS Y 14 DETENIDOS

En total han sido intervenidas 12.637 plantas de marihuana en seis macrocultivos y 73 kilos de cogollos ya desecados, dispuestos para su tráfico ilícito, desmantelándose 18 campamentos con 9 secaderos, donde además vivían los detenidos. También se han incautado un arma corta de fuego, un arma corta de aire comprimido, once balsas de agua, cuatro generadores, cinco bombas de agua y múltiples herramientas dedicadas al cultivo, cuidado, secado y envasado de la droga.

Entre los detenidos, había una mujer y 13 varones, de entre 25 y 56 años de edad, todos ellos investigados como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal y contra la salud pública por cultivo y tráfico de drogas, decretando el Juzgado de Instrucción nº 1 de Barbastro y el Juzgado Único de Boltaña, el ingreso en prisión provisional de 8 de los detenidos, y 6 en libertad con cargos, destruyéndose las plantas in situ con autorización Judicial.

En la operación Captum han intervenido un total de 62 agentes de la Guardia Civil, de distintas Unidades de la Comandancia de Huesca.