Detenidos los dos presuntos autores de un delito con fuerza en una instalación deportiva de Plaza

Los responsables se llevaron 18.000 euros en productos deportivos y 2.300 euros en efectivo la madrugada del pasado domingo
photo_camera Los responsables se llevaron 18.000 euros en productos deportivos y 2.300 euros en efectivo la madrugada del pasado domingo

La Policía Nacional ha detenido a los presuntos responsables de un delito de robo con fuerza en una instalación deportiva de Plaza, perpetrado en la madrugada del domingo 12 al lunes 13 de febrero.

Ese mismo día, agentes de la Policía Nacional detuvieron a un varón de 45 años. La detención tuvo lugar por casualidad, al detectar una patrulla el pasado lunes, en torno a las 20.00 horas, un turismo circulando de forma anómala por la Calle de La Milagrosa de la capital aragonesa. Al darle el alto, los policías comprobaron que en el maletero habían casi un centenar de prendas de ropa deportiva y una treintena de palas de pádel, la mayoría de los artículos etiquetados.

Tras hacer las gestiones pertinentes para esclarecer la procedencia de los efectos, la Policía Nacional confirmó que se estaba investigando un robo perpetrado la noche anterior en una conocida instalación deportiva del Polígono Plaza, y que el vehículo que los agentes de Policía Nacional tenían parado había sido identificado en las proximidades del robo por una patrulla horas antes de cometerse el delito.

Según se desprende de la denuncia formulada por el responsable de la instalación, el robo se produjo pasadas las 2.00 de la madrugada, y los autores se habrían hecho, entre otras cosas, con cerca de 18.000 euros en ropa deportiva y palas de pádel, además de 2.300 euros en efectivo y otros objetos.

El conductor del turismo fue detenido por su presunta implicación en un delito de robo con fuerza, mientras que el segundo de los autores, de 41 años y que también había sido identificado por la Guardia Civil la noche anterior, fue localizado ayer y detenido como presunto autor del mismo hecho.

Después de que ambos fueran conducidos hasta el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, ambos fueron puestos en libertad.