Detenido un grupo criminal por robar placas fotovoltaicas en Zaragoza

Los hechos sucedieron a finales del año pasado en la provincia de Zaragoza
photo_camera Los hechos sucedieron a finales del año pasado en la provincia de Zaragoza

La Guardia Civil de Casetas ha detenido a un grupo criminal especializado en robos en plantas fotovoltaicas, asentado en Madrid y que actuó en Zaragoza a finales del año pasado. Según han informado estas fuentes, se trata de un grupo “muy activo” y que actuaba en diferentes puntos del país.

La investigación se inició con motivo de cuatro hechos delictivos cometidos desde finales del mes de diciembre del pasado año y mediados de enero del presente, en plantas fotovoltaicas ubicadas en La Cartuja Baja, Polígono Empresarium y Botorrita, donde fueron sustraídas bobinas de cobre, paneles solares y herramientas, así como el robo de maquinaria en la vía pública en la localidad de Fuentes de Ebro. Para llevar a cabo los hechos, alquilaban diferentes vehículos y se desplazaban a lugares lejanos de su residencia donde cometían los robos en horario nocturno, haciendo uso incluso de maquinaria propia de la empresa para poder mover el material que sustraían. Esta mercancía la introducían en furgonetas para trasladarla hasta la Cañada Real, donde la recibía otro de los integrantes y la almacenaba hasta que fuese vendida en el mercado negro.

Los presuntos autores son tres varones residentes en la comunidad autónoma de Madrid, todos ellos con antecedentes policiales y que estaban siendo investigados a su vez por otros hechos similares.

Por todo lo anterior, a mediados del mes de junio efectivos de la Guardia Civil de Valladolid detuvieron a varias personas, entre ellas, dos de los presuntos autores de los robos en Zaragoza. El 13 de junio los agentes de policía Judicial de Casetas localizaron y detuvieron en Rivas Vaciamadrid al tercer autor material de los robos.

A tres de los implicados se les imputaron cinco presuntos delitos de robos con fuerza y pertenencia a grupo criminal, encontrándose dos de ellos en el Centro Penitenciario de Villanubla (Valladolid). Al cuarto detenido se le imputó un presunto delito de receptación.