Los Cercanías en Zaragoza registran 4,5 millones de viajeros en sus quince años de funcionamiento

Estación de tren
photo_camera La línea da servicio desde las 6.00 hasta pasadas las 23.00 horas

La línea de Cercanías de Renfe en Zaragoza cumple 15 años este domingo como un eje que ‘cose’ la capital aragonesa de este a oeste y permite, además de facilitar la movilidad entre el barrio rural de Casetas, el centro de la ciudad y el barrio de San José, distribuir viajeros de las redes de Alta Velocidad y Larga y Media Distancia. En estos tres lustros la línea ha registrado alrededor de 4,5 millones de viajeros y distintas innovaciones tecnológicas. La última, la incorporación del sistema Cronos, que permite pagar con tarjeta bancaria.

La línea C1 se inauguró el 11 de junio de 2008, tres días antes de que abriera sus puertas la Exposición Internacional de Zaragoza. Con alrededor de 16,5 kilómetros de vías, enlaza el barrio rural de Casetas con la estación de Miraflores, en el barrio de San José, pasando por el municipio de Utebo y por las terminales urbanas de Delicias, El Portillo y Goya.

Además de facilitar la movilidad entre los citados puntos, esta línea permite distribuir por la capital aragonesa a los viajeros de los trenes del servicio de Media Distancia de Renfe, que hacen parada en todas las estaciones de Cercanías. De esta forma, a los viajeros de proximidad se unen los miles de pasajeros de los trenes regionales. Y se ofrecen igualmente posibilidades de conexión con los servicios de AVE y Larga Distancia, cuyos billetes, Combinados, incluyen el viaje gratuito en Cercanías.

AVANCES TECNOLÓGICOS

La línea también implementa mejoras tecnológicas, como la puesta en marcha del sistema Cronos de pago con tarjeta bancaria, operativo desde el pasado mayo, o el proyecto Renfe Smart Security Station (RS3), que estará finalizado en 2024 y permitirá mejorar la seguridad de las estaciones mediante la digitalización de los sistemas.

La línea da servicio desde las 6.00 hasta pasadas las 23.00 horas, con frecuencias de entre media hora y una hora en función del momento del día. Los menores de 6 años viajan gratis, con un máximo de dos niños por adulto, y se ofrecen descuentos para grupos de diez o más personas. Además, el sistema tarifario también establece reducciones de precios para clientes con la Tarjeta Dorada o para familias numerosas. El servicio está integrado en el Consorcio de Transportes del Área Metropolitana de Zaragoza, permitiendo el pago con la Tarjeta Lazo y el trasbordo con otros medios.

A los trenes de Cercanías es posible acceder sin recargo con mascotas, si van sujetas con correa, y con vehículos de movilidad personal, como bicicleta o patinetes (uno por viajero).

Actualmente, para utilizar este servicio es posible obtener el abono gratuito para viajeros recurrentes. Se adquiere cuatrimestralmente con una fianza de 10 euros que se devuelve si se realizan más de 16 viajes en los cuatro meses de vigencia.