La jota aragonesa que el Papa Francisco se aprendió de pequeño: "La Virgen del Pilar dice..."

Lambán también ha hecho dos regalos al Papa Francisco: una medida de la Virgen del Pilar y dos mancusos de oro
photo_camera Lambán también ha hecho dos regalos al Papa Francisco: una medida de la Virgen del Pilar y dos mancusos de oro

La audiencia de media hora que han mantenido el presidente de Aragón, Javier Lambán, y el Papa Francisco en el Vaticano ha dejado alguna anécdota, desde los regalos que ha recibido por parte del Ejecutivo, una medida de la Virgen del Pilar, hasta la jota aragonesa que le cantaba su abuela de niño. Un encuentro donde el líder del Ejecutivo ha quedado “impresionado” por su “altura moral” y su “manera tranquila y sencilla” de comunicar.

Tras el encuentro, en una cita con los medios en la misma plaza de San Pedro, Lambán ha detallado cómo el Papa le contaba su infancia en España, y cómo se aprendió, gracias a una abuela, una conocida jota aragonesa: “La Virgen del Pilar dice que no quiere ser francesa, que quiere ser capitana de la tropa aragonesa”. “Al arzobispo y a mí nos ha llegado al alma”, ironizaba el presidente aragonés.

LOS REGALOS DE LAMBÁN

Por otra parte, Lambán también ha hecho dos regalos al Papa Francisco: una medida de la Virgen del Pilar y dos mancusos de oro. Estos dos mancusos son testimonio de los vínculos históricos de Aragón y Roma, recordando el compromiso del Rey Sancho Ramírez ocurrido en la cuaresma de 1068 "en el mes de febrero el día 17, antes de las calendas de marzo", en el que se resolvió tributar al Papa cada año de su vida. "Uidelicet quingentos mancusos Iaccensis monete pro remeció anime mea", decía.

Los mancusos fueron acuñados en Jaca en 1089. Estas dos monedas son las primeras de una serie única de siete del mismo tamaño, peso y aleación del mancuso aragonés de Sancho Ramírez. En el documento entregado que acompaña a las monedas se recuerda que pocos territorios tienen tanta vinculación histórica como Aragón y Roma desde la ya lejana fecha de 14 de febrero de 1068, cuando el Rey Sancho Ramírez visitó por primera vez al Papa y, de esta visita, la heráldica aragonesa conserva la seña nos identifica con los gules sobre oro que conforman la bandera aragonesa. "La actuación de Sancho Ramírez estuvo siempre condicionada por su relación y sus compromisos con la Santa Sede", ha añadido Lambán.

UNA “EXCELENTE IMPRESIÓN” DE SU SALUD

A la salida de la audiencia, Lambán ha sido preguntado por cómo ha visto de salud al Papa Francisco, que le ha dejado una “excelente impresión”. “No lo he visto particularmente mal. Sabrán que se apoya sobre un bastón, pero lo he visto bastante mejor que lo que se ha dado a entender”, ha afirmado, remarcando que “cuando tenga los años del Papa me gustaría estar como él”.