Carmen Ruiz, socióloga: “El #SeAcabó de Jenni Hermoso significa no querer aguantar más la violencia”

Feminismo adolescentes violencia de género
photo_camera El 90% de los jóvenes en España reconocen situaciones de violencia machista en su entorno | Foto: Laura Trives

Llamar a mi novia a las 3 de la mañana para decirle que estoy mal y que tengo hablar con ella o la necesidad constante de saber dónde está. Son dos situaciones habituales entre los jóvenes que, explican los expertos, suponen la normalización del control. Esto es algo a lo que se enfrentan de manera cada más frecuente chicas que inician algún tipo de relación en la adolescencia. Tanto es así que, tal y como apunta la socióloga, Carmen Ruiz, “hay algunas que te dicen que les da terror salir sin el móvil porque si lo hacen, él les llama y no lo cogen, se convierte en una pelea más”.

Los móviles y las redes sociales se convierten en este sentido en un agresor 24 horas con las víctimas. Sin embargo, pese a ser una actitud cada vez más normalizada, la sociedad también es mucho más consciente del problema. Esto es algo que se refleja, por ejemplo, en los datos del Barómetro Juventud y Género 2023, realizado por el Centro Reina Sofía. Según este estudio, casi el 90% de los jóvenes en España reconocen situaciones de violencia machista en su entorno.

De hecho, se podría decir que, en cierto modo, no solo la reconocen sino que también la denuncian, aunque sea a través de las redes. El famoso lema #SeAcabó de la futbolista Jennifer Hermoso o el “Amiga date cuenta” son un claro ejemplo de ello. “Realmente no es un se acabó la violencia, es un se acabó aguantar esa violencia. Por eso ahora quien la ejerce de manera impune está enfadado. Quien antes tocaba el culo en un instituto y lo veía como una gracia, hoy le están diciendo que es una forma de agresión y dice es que no voy a poder hacer nada. Quien antes te perseguía con un coche y te iba gritando, hoy en la Ley del Solo Sí es Sí está incorporado como agresión sexual”, incide Ruiz.

EDUCAR EN IGUALDAD

En esta línea, esta socióloga especializada en violencia de género en adolescentes y jóvenes, profesora del área de sociología de la Universidad de Jaén ha impartido una jornada informativa en la Casa de la Mujer de Zaragoza dentro de los actos programados por el 25N. En ella, Ruiz ha puesto el foco en romper el sisma que hay entre la gente adulta y la gente joven.

“Quería señalar y compartir como se relaciona la adolescencia, qué impacto tiene la pornografía y la porno socialización en la infancia y en la adolescencia y cómo esto lleva a normalizar determinados compartimientos en las relaciones sexuales. También qué datos de agresiones sexuales tenemos en nuestro país, quién hay detrás, qué perfil tienen las víctimas y cual los agresores. Y, por supuesto, cómo han aumentado los casos de agresores sexuales menores de edad en los últimos años”, explica.

De hecho, afirma además que en España y otros muchos países queda una asignatura pendiente: la violencia sexual sufrida por niños y niñas en la infancia. “Eso está callado y tenemos que resolverlo. Porque después algún trastorno de la conducta alimentaria, alguna autolesión o algún intento de suicidio viene de una experiencia dura y traumática que no has podido hablar”, apunta.

REDES SOCIALES

Más allá de la sororidad en redes sociales, la otra pata fundamental es la información que muchas jóvenes pueden recibir a través de ellas. Por eso, los Centros de Juventud o la Casa de la Mujer que trabajan con chicas adolescentes se tienen que hacer visibles mediante diferentes plataformas.

“Las chicas van a ir a buscar esa ayuda a Tik Tok o a Instagram. Además, los medios de comunicación tienen el papel de darle la vuelta a todo. Cuando no se culpabiliza a la víctima y se pone el foco en el agresor, las chicas ven que ellas no tienen la culpa. Si yo quiero acabar con el colesterol, tengo que dejar de comer grasa. Si quiere acabar con el machismo, tengo que educar en igualdad, no hay otra”, concluye Ruiz.