Aspace Zaragoza premia en su 50 aniversario el ejemplo de las personas con parálisis cerebral

La entidad ha celebrado la cita en la Sala de la Corona del Pignatelli
 
Imagen de la gala en el Edificio Pignatelli. Foto: Gobierno de Aragón
photo_camera Imagen de la gala en el Edificio Pignatelli. Foto: Gobierno de Aragón

La determinación de las familias, la implicación de un gran equipo profesional y la capacidad de superación de las personas con parálisis cerebral y grandes necesidades de apoyo, son la esencia y la clave del activismo imparable que distingue a la Fundación Aspace Zaragoza. Así se ha puesto en valor este lunes en un emotivo evento de celebración de su 50 aniversario, que ha tenido lugar en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli.

Con más de 300 invitados y una amplia presencia de autoridades, encabezadas por el presidente del Gobierno de Aragón, Jorge Azcón, y la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, desde el primer minuto las personas que centran la atención de Fundación Aspace han sido las grandes protagonistas de la gala. El acto presentado por la periodista Adriana Oliveros, acompañada de José Gracia, uno de los activos miembros de la familia Aspace Zaragoza; ha comenzado precisamente entregando un reconocimiento muy especial a las personas con parálisis cerebral, que como Aspace subraya “son nuestra razón de ser y el sentido para seguir trabajando y luchando”.

Vicky Romeo y Carlos Grasa, entre grandes aplausos, han recogido este premio especial dedicado a las personas usuarias de la entidad. Otro de los momentos más emotivos ha sido también el premio sorpresa que ha merecido la vocación y forma especial de ser de Cristina Parrot, Coordinadora del Centro de Día (Módulo A) de Aspace, todo un ejemplo de la entrega, responsabilidad y compromiso que distingue al equipo profesional de la fundación.

Igualmente, para una persona “de la casa” ha sido el reconocimiento a la trayectoria profesional de Francisco Ratia, director general de Aspace Huesca y vicepresidente de Confederación Aspace. De él se ha destacado “su entrega al mundo de la discapacidad tanto en el ámbito institucional como en el familiar, aplicando siempre grandes dosis de tolerancia y humanidad”. Tampoco han faltado reconocimientos especiales para colaboradores como Juan Alberto Belloch, quien tras su jubilación como magistrado en la Audiencia Provincial de Zaragoza, se unió al Patronato de la Fundación como colaborador.

Por su larga trayectoria solidaria, también se ha distinguido al empresario Alberto Muñoz, al frente del restaurante Pájaros en la cabeza, que desde 2019 es un ejemplo de inclusión laboral. Además, Amazon Web Services ha merecido un reconocimiento por sus acciones de Responsabilidad Social Corporativa, y el Grupo Social Once, por su significado apoyo en la historia de la Fundación-

La historia de Aspace Zaragoza se remonta a 1974, cuando un grupo de familias planteó la necesidad de agruparse y reivindicar las carencias existentes de atención y cuidado de las personas con parálisis cerebral. Desde entonces más de 320 personas y sus familias han sido atendidas por los servicios y centros de la entidad.

Antes del acto, la consejera de Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Carmen Susín, ha destacado el “ejemplo” de la entidad y ha expresado la “puesta en disposición” del Ejecutivo regional para seguir colaborando. Óscar Alijarde explicaba por su parte que lleva “casi 50 años”. “Hay momentos que se pasan bien o mal pero hay que decir que la fundación trabaja por y para las personas”, ha añadido.