Ampliación y renovación del Monasterio de Piedra: miradores, jardines y nuevos pavimentos

El proyecto concluirá en 2026 coincidiendo con la celebración del bicentenario del nacimiento de su impulsor, Juan Federico Muntadas Jornet
Para el ajardinado se han seleccionado especies autóctonas. Foto: Monasterio de Piedra
photo_camera Para el ajardinado se han seleccionado especies autóctonas. Foto: Monasterio de Piedra

El Monasterio de Piedra va a iniciar un proyecto de mejora y ampliación que culminará en 2026, coincidiendo con la celebración del bicentenario del nacimiento de su ideólogo e impulsor, Juan Federico Muntadas Jornet. En esta nueva era de renovación destaca el compromiso con la conservación del patrimonio histórico, arquitectónico, artístico cultural y natural, así como su apuesta por la preservación del medioambiente. Entre otros, se actuará para dotar de más espacio al Mirador en Torreón Sur y ajardinar nuevas zonas, así como reformar el pavimento del Claustro o la Sala Capitular.

El primer paso del proyecto ha sido la ampliación y el cambio de itinerario para acceder por el paseo de la Olmeda al Mirador en Torreón Sur, junto a la Puerta Negra. Esta actuación busca expandir el mirador para que los visitantes tengan más espacio, ofreciendo desde el punto más alto del Jardín Histórico nuevas perspectivas del paisaje, e integrar soluciones de diseño que respeten el carácter histórico y natural del entorno.

Además, se ha hecho énfasis en la mejora de los caminos de acceso y en la instalación de elementos de seguridad que garanticen una experiencia plena y segura para todos los públicos. La elección de materiales y el diseño escogido reflejan un compromiso con la sostenibilidad y el entorno natural del Monasterio.

AJARDINAR LA NUEVA ESTRUCTURA Y RESTAURAR PAVIMENTOS

En paralelo a la ampliación y el cambio de itinerario, el estudio Muñoz y Moreu ha sido el responsable de llevar a cabo un meticuloso trabajo de ajardinamiento que rodeará la nueva estructura. El proyecto se ha planteado poniendo el foco en la selección de especies autóctonas y en prácticas de jardinería sostenible que enriquecerán la biodiversidad del área y realzarán la belleza natural del entorno.

Además, a lo largo de los meses venideros, se pondrán en marcha una serie de reformas y mejoras adicionales centradas en la restauración del pavimento del Claustro, la Sala Capitular, así como en la Cripta y la planta de la Abadía. Asimismo, se ampliará el recorrido de la visita para acceder a la piscifactoría histórica, actualmente fuera del itinerario, y que fue fundada en 1867, siendo la primera instalación de este tipo en España.

JUAN FEDERICO MUNTADAS JORNET, IMPULSOR DEL MONASTERIO DE PIEDRA

Juan Federico Muntadas Jornet (1826-1912) fue una figura adelantada a su tiempo, cuya visión y sensibilidad tardo-romántica le permitieron modelar un paisaje único en el Monasterio de Piedra. Muntadas transformó el entorno natural preexistente en un paisaje antropizado que aún sigue siendo uno de los grandes atractivos de Aragón, posicionándose como un referente turístico gracias a un entorno único que integra historia, arte y naturaleza.

Supo, además, integrar técnicas innovadoras de ingeniería hidráulica con un profundo respeto por la belleza natural y la biodiversidad del lugar, y entendió el potencial del agua no solo como un elemento estético, sino también como una herramienta para moldear y enriquecer el paisaje, demostrando una sensibilidad ecológica adelantada a su época.

Estas han sido algunas de las principales conclusiones de la investigación sobre Juan Federico Muntadas encabezada por Herbert González, Doctor en Historia del Arte y profesor en el Departamento de Historia del Arte I (Medieval) de la Universidad Complutense de Madrid (2011) y vicedecano de la Facultad de Turismo y Comercio de la Universidad Complutense de Madrid. Gracias a sus investigaciones, también se ha podido descubrir que el 10 de abril de 1826, fue la fecha concreta del nacimiento de este relevante personaje al que Monasterio de Piedra quiere rendir homenaje.

La preservación del legado de Muntadas ha servido para que Monasterio de Piedra cuente con el reconocimiento de haber sido declarado paisaje pintoresco en 1945, Monumento Nacional en 1983, Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento en 2009, y jardín histórico en 2010.