Urge una reacción en la S.D. Huesca

La Sociedad Deportiva Huesca se encuentra en estado crítico y la reacción es necesaria inmediatamente
Sielva celebra el gol ante el Villarreal B
photo_camera Sielva marcó en el 93 un auténtico golazo de falta que sirvió para finalizar el choque en tablas. Fotografía: LaLiga.

La Sociedad Deportiva Huesca se encuentra en estado crítico y la reacción es necesaria. El cuadro altoaragonés apenas ha logrado empatar en cuatro ocasiones y cosecha dos derrotas. Han pasado ya seis jornadas y los de Cuco Ziganda ni siquiera han estrenado el casillero de victorias, por lo que se instalan abajo del todo. Si el Real Oviedo consigue ganar, bajarían hasta la penúltima plaza.

Únicamente Sielva consiguió amarrar un punto del choque ante el Villarreal B. Álvaro cantó en el primer gol del Villarreal con una patada al aire y, después, fue Ontiveros quien sacó un latigazo para el 0-2. Recortó distancias Loureiro y, cuando parecía todo perdido, Sielva marcó un golazo para puntuar. Pero si ese balón no hubiese entrado en el último minuto, el Huesca estaría empatado a puntos con el Cartagena, último clasificado.

La realidad del Huesca no es otra que la de pelear por la permanencia. Ni Ángel Martín González ni Cuco Ziganda son los culpables de encontrarse con un equipo en la cola de límite salarial. Ninguno de los dos son culpables de una situación que sorprende mucho teniendo en cuenta que el equipo ha estado dos temporadas en Primera División. Conjuntos como el Leganés o el Eibar están con buenos presupuestos tras sus periplos en la máxima categoría, y solo el Huesca vive en el destierro económico.

Hay que pedir responsabilidades por ello, pero lo cierto es que el Huesca no es un conjunto habituado a las alturas del fútbol profesional. Sin embargo, la pérdida de la categoría sería nefasto para un cuadro altoaragonés que necesita reaccionar con lo puesto. No queda otra opción, porque Huesca necesita un equipo en el fútbol profesional. Además, el ascenso desde Primera RFEF es de lo más complicado, y prueba de ello es que el Deportivo de La Coruña lleva encerrado varios años en la categoría.

El primer paso es ganar ante el Alcorcón en el primer partido clave de la temporada. Rival directo por la permanencia, actualmente es quien ocupa la primera posición de descenso con solo un punto más que el Huesca. La escuadra que dirige el Cuco Ziganda necesita reaccionar cuanto antes y se le presenta una oportunidad de oro para lograrlo.