Un Huesca sin pegada encaja una dolorosa derrota en Andorra (1-0)  

El Huesca cae en Andorra por la mínima en el último minuto reglamentario
photo_camera El equipo aragonés encadena su segunda derrota consecutiva. Foto: LaLiga

Un error se pagó caro. La Sociedad Deportiva Huesca ha perdido por un gol a cero ante el Andorra en el 89. Los oscenses realizaron un trabajo muy correcto defensivamente, pero un error en el último minuto reglamentario les costó irse de vacío. La falta de ocasiones claras perjudicaron a un equipo que lo intentó una y otra vez. El fútbol fue caprichoso, una vez más, y en una jugada de estrategia el partido se decantó por los locales que anotaron el primero y único tanto. El Huesca desaprovecha una oportunidad de sumar ante un rival directo y continuará, una jornada más, tanteando la zona de descenso.

En los primeros compases del choque, el Andorra salió con mucha intensidad y con las líneas muy altas. Por su parte, el Huesca esperaba ante un rival que le dificultaba una y otra vez la salida de balón, pero la primera ocasión fue para los aragoneses. En el minuto 6, en un rápido contragolpe, Joaquín lo intentaba por su costado izquierdo con un pase en profundidad al área, que no pudo finalizar nadie y el balón lo atajaba Dani Martín sin problemas.

Ambos equipos continuaban tanteándose, cada uno jugando sus cartas. El conjunto oscense mantenía la línea defensiva muy adelantada para reducir los espacios e impedir las combinaciones de los locales. Y lo estaba consiguiendo. Un Huesca muy bien plantado, aprovechaba las contras para hacer daño, aunque sin oportunidades evidentes. Cumplido el cuarto de hora, de nuevo, por la banda izquierda, Hugo Vallejo buscó portería, sin embargo, el balón golpeaba en un defensa. 

Antonio Hidalgo le estaba ganando la partida a Eder Sarabia, ya que apenas se aproximaban al área visitante. Todo lo contrario que el conjunto altoaragonés que en tres pases se plantaban en la zona de los andorranos. En el 22, otra vez, Hugo volvería a probar suerte. Tras un error de Vilanova, el más listo de la clase, Hugo Vallejo se dirigía al área con la intención de inaugurar el marcador, pero se le hizo de noche y, al final, acabaron robándole el balón.

El Andorra reaccionó ante las acometidas oscenses y respondieron a los pocos minutos con una jugada de estrategia. En el 26, después de un córner sacado en corto, Álex Calvo cabeceó un centro que repelía Álvaro Fernández evitando el primer tanto del partido. El primer susto hizo que el Huesca fuese más conservador y tuviese más el balón, durmiendo el partido y esperando con paciencia su momento. 

El cuadro local iba creciendo, sobre todo, a través de Álex Calvo, que fue el protagonista de los últimos compases de la primera mitad, siendo el más desequilibrante de los suyos. En el 37, con mucha habilidad, el andaluz recortó hasta tres defensores azulgranas y finalizó con un potente disparó que terminó en las manos de Álvaro Fernández. Aún quedaría tiempo para otra más con un lanzamiento de esquina que lo remataba Vilanova, pero Loureiro sacó bajo palos y evitó el primer tanto del choque. Los dos equipos se marcharon a vestuarios de vacío con la máxima igualdad en el marcador y con el partido abierto para la segunda mitad.

SEGUNDA PARTE

Con el mismo planteamiento, salió el Huesca en los últimos 45 minutos. El encuentro comenzó mas trabado y con poca fluidez en el juego. Poco a poco, apareció la tónica de la primera parte con la velocidad en la banda izquierda de los oscenses por medio de Joaquín que se instaló en el área rival, cayendo tras la carga de Calvo, pero el colegiado vio insuficiente el contacto. A partir de ahí, el Andorra se hizo dueño y señor del esférico, dejando sin ideas a su rival.

Ante la insuficiencia en ataque, Antonio Hidalgo movió fichas y dio entrada a Hashimoto en lugar de Javi Mier y Bolívar por Hugo Vallejo, buscando soluciones en la zona ofensiva. Joaquín lo intentaría de nuevo con un disparo lejano que se fue rozando el palo derecho, pero el marcador seguía sin inmutarse pasada la hora de partido.

Los de Sarabia tocaban y tocaban, y la intensidad de ambos equipos bajó considerablemente. Las ocasiones brillaban por su ausencia. Hasta el 75, no despertó el Andorra que probó fortuna con un tiro lejano que se fue rozando la portería altoaragonesa. El Huesca también se animaba con un Hashimoto muy activo que remataba a puerta, pero Dani Martín detuvo el disparo. 

En el tramo decisivo, el conjunto visitante fue más atrevido y fue con todo a por la victoria. Pero el fútbol es imprevisible y cuando mejor estaba el Huesca recibió un mazazo. El Andorra botó una falta a balón parado, que Samper remataba de cabeza y anotaba el primer gol en el último minuto reglamentario. Sin tiempo a nada, los oscenses pagaron caro su único error defensivo y se van sin sumar de Andorra, desaprovechando una oportunidad de oro por salir de los puestos de descenso.