El Huesca sabe sufrir ante el Antequera y avanza a los dieciseisavos de la Copa del Rey (0-2)

Partido complicado el que tuvo que superar el Huesca ante el Antequera. Fotografía: S.D. Huesca.
photo_camera Partido complicado el que tuvo que superar el Huesca ante el Antequera. Fotografía: S.D. Huesca.

Partido complicado el que tuvo que superar el Huesca ante el Antequera. El duelo comenzó muy de cara para los locales, pero los de Antonio Hidalgo fueron más efectivos y con un tanto de Enzo Lombardo en el 36, y otro, en el último minuto de Kortajarena, consiguieron avanzar hasta los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. A lo largo de todo el encuentro el conjunto malagueño fue muy superior al oscense, pero no aprovecharon sus ocasiones ante un buen Juan Pérez que estuvo espléndido.

El Antequera alineó en su once titular a Carlos Kameni, David Rodríguez, Jeremy Socorro, Alejandro Marcelo, Franck Fomeyem, David Bollo, Chema Núñez, Luis Miguel Redondo, Destiny Llahude, Lorenzo Burón y Ale Marín. Por su parte, Antonio Hidalgo apostó por hacer cambios en el once y salió con Juan Pérez, Miguel Loureiro, Iván Martos, Ignasi Vilarrasa, Alien Serban, Kento Hashimoto, Álex Balboa, Iker Kortajarena, Enzo Lombardo, Manu Rico y Jovanny Bolívar.

El Antequera salió mucho más metido que el Huesca al duelo copero. Poco necesitó el equipo malagueño para demostrar su peligrosidad dando al palo tras un disparo de Loren que fue el primer aviso de los locales. El conjunto azulgrana, este miércoles entero de blanco, necesitaba tener más el balón, pues el dominio en el primer tramo del duelo era claramente a favor del Antequera, con las ideas más claras en ataque y sin ninguna duda en defensa.

No obstante, el fútbol es caprichoso y en la primera ocasión clara que tuvieron los oscenses abrieron la lata en el marcador. Tras una buena contra iniciada por Loureiro, un potente disparo de Lombardo, en el minuto 35, traspasó la red del mítico Carlos Kameni, que poco pudo hacer ante la buena ejecución azulgrana. El Antequera había gozado de más chances, pero los aragoneses demostraban que la efectividad lo es todo en esta Copa del Rey. También que la experiencia es un grado.

De todas formas, el Antequera obviamente no se iba a quedar conforme con este tanto visitante y pronto empezó a despertar. Una jugada en el 41 pudo significar el empate, pero Juan Pérez detuvo el disparo de Destiny, que cayó tras un agarrón en el área que el colegiado no consideró suficiente para indicar penalti. La grada de El Maulí rugía ante la situación y su equipo intentaba en los últimos minutos hacer la igualada antes de marcharse al túnel de vestuarios.

Los locales tuvieron un disparo desde la frontal antes de acabar los primeros 45 minutos, pero no hubo tiempo para más y el Huesca se llevó la primera parte. Los de Hidalgo no estaban siendo superior a su rival, el once lleno de caras nuevas denotaba una obvia falta de química y necesitaban una clara mejora de cara la segunda mitad.

LA SEGUNDA PARTE

Tras el descanso, Hidalgo cambió a Mier y Blasco por Balboa y Kento, modificando la formación a cinco defensas. No obstante, el Antequera salió con la misma energía con la que arrancó la primera parte y tuvo la primera con un tiro lejano que puso en apuros a Juan Pérez, que realizó una buena estirada abajo y mandó el balón a córner.

La intensidad se estaba viviendo a flor de piel sobre el césped y los locales, apoyados por su gente, seguían siendo el equipo que proponía en el duelo. A los malagueños no les importaba arriesgar saliendo desde atrás con la pelota controlada para buscar balones largos a la espalda de la defensa oscense, contundente y segura. Por el momento, el premio del gol no estaba llegando, tampoco las ocasiones claras, pero los de Hidalgo apenas habían salido de su campo a falta de 35 minutos para concluir el duelo.

El Huesca fue estirándose para arriba un poco más, pero la voz cantante la llevaba un Antequera, que se mostraba superior sobre el campo y pudo hacer la igualada en el 77 con un tanto que finalmente no subió al marcador por fuera de juego. A los dos minutos el local Humares volvió a tener en sus botas la igualada pero de nuevo el poste hizo desaparecer los sueños malagueños.

Los últimos minutos fueron una avalancha de ocasiones para el Antequera, que se puso con todo en ataque para intentar llegar a la prórroga. El Huesca se refugiaba en su campo, aunque tampoco renunciaba a presionar. Finalmente, el Huesca supo sufrir en los últimos minutos, con unos auténticos paradones de Juan Pérez, y en una contra Kortajarena hizo el segundo tras un buen pase de Kanté. No hubo tiempo para más y los oscenses estarán en dieciseisavos de final.