El Huesca pone contra las cuerdas al Rayo, pero se queda sin regalo (0-2)

El Huesca ha caído por cero a dos ante el Rayo Vallecano en Copa del Rey, el duelo llegó hasta la prórroga, donde los De Francisco sentenciaron la eliminatoria
photo_camera El conjunto oscense aguantó 117 minutos sin encajar gol y no pudo materializar sus ocasiones

Se intentó hasta el final. La Sociedad Deportiva Huesca ha caído por cero a dos ante el Rayo Vallecano en los dieciseisavos de la Copa del Rey, en un partido que los azulgranas llevaron hasta la prórroga gracias a su persistencia y garra. Ambos equipos tuvieron ocasiones por anotar en el tiempo reglamentario, pero no sería en las últimas jugadas de la prórroga, cuando Óscar Valentín anotaba el primer tanto del choque y dejaba sin premio a un Huesca que mereció más. Isi Palazón sentenciaría con el segundo gol en la última acción y certificaría junto a los suyos su pase de ronda en Copa.

Sin querer llevarse ningún susto, el Rayo empezó sin especular y se fue directo al ataque. Raúl de Tomás daría el primer aviso en el primer minuto con un disparo a media distancia, pero se fue por el lateral de la portería de Juan Pérez. A pesar del gran comienzo de los madrileños, el Huesca no se arrugó y contrarrestó las embestidas de su rival con personalidad, percutiendo insistentemente por la banda derecha con Loureiro y Joaquín al mando.

Las ocasiones para ambos equipos no cesaban en los primeros cinco minutos, De Frutos tuvo en sus botas anotar de espuela, sin embargo, el guardameta azulgrana atrapó con facilidad. Los de Hidalgo respondían y estaban dispuestos a dar la sorpresa con un Joaquín muy activo, que volvería a hacer temblar a la defensa visitante, pero no logró finalizar la acción con éxito.

Cumplido el cuarto de hora de partido, el Rayo merodeaba una y otra vez el área oscense en busca de su premio, aunque sin rematar la faena. RDT contó con hasta tres ocasiones para adelantar a los suyos, aunque la película finalizaba con el mismo guion.

El alto ritmo que ofrecieron en los primeros compases poco a poco fue disminuyendo. Los altoaragoneses se hicieron dueños y señores del balón, sin acercarse tanto a la zona ofensiva. Nada que ver con el conjunto rayista, que seguía a lo suyo y gozaba de oportunidades para abrir la lata como la Diego Méndez en el 28, con un golpeo desde la frontal, pero el disparo se marchó fuera. 

En últimos quince minutos de la primera mitad, todo parecía ponerse cuesta arriba para el equipo aragonés. Había perdido el protagonismo, apenas se aproximaban a la portería de Cárdenas y uno de sus jugadores más destacados, Joaquín tuvo que abandonar el terreno de juego por lesión, sería Hugo Vallejo quien saldría en su lugar. La buena noticia es que los de Vallecas también estaban menos intensos, lo que impulsó al Huesca a intentar sacar algo de provecho antes del descanso, sin embargo, la escasa puntería sería la protagonista de una primera parte que terminaba en empate y sin goles.

SEGUNDA PARTE

Tras pasar por vestuarios, el Huesca salió más enchufado e iba muy en serio a por la eliminatoria. Los problemas en las combinaciones no ponían en grandes apuros al Rayo que, a pesar de salir más dormido, el de siempre, Raúl de Tomás, volvería a poner el sello de la casa y remató un centro que atrapó Juan Pérez sin problema.

El encuentro subió decibelios porque los azulgranas se veían capaces y seguían creyendo. Lombardo lo intentó en el 54 con un disparo desde fuera del área, pero se fue por arriba, y, de nuevo, volvería a probar suerte a los tres minutos tras un fallo de Mumin al despejar el balón, que se quedó muerto en el área, y el más listo de la clase, Lombardo disparaba a portería, pero se fue rozando el palo.

Hidalgo movería fichas pasado el minuto 60, y saldrían del terreno de juego Iván Martos, Javi Mier, Hashimoto por Juanjo Nieto, Kortajarena y Javi Martínez. El Rayo pisó el acelerador, pero se topó con el muro oscense que evitaba en varias acciones sus internadas. En ataque, los azulgranas lograban llegar con más peligro, aunque se precipitaban de cara a portería y no se movía el marcador. Jeremy Blasco tuvo una oportunidad muy clara con un balón que le servía Kortajarena a placer, pero se fue muy centrado y Cárdenas atrapó fácil.

Todo por decidirse en la recta final del choque, ambos conjuntos se tanteaban con más respeto. El conjunto madrileño arriesgaba más en ataque ante un Huesca muy bien posicionado que estaba plantando cara a un rival de una categoría superior. Hugo Vallejo estuvo a punto de que El Alcoraz estallará de emoción con un tiro, que se fue fuera por muy poco, pero todo terminó como empezó y el encuentro se iría a la prórroga para decidir qué equipo pasaría a octavos de final.

PRÓRROGA

Con más corazón que cabeza, el Huesca buscaba la heroica. Loureiro y Javi Martínez buscaban inaugurar de una vez por todas el luminoso, y no había manera de que entrase. Por otra parte, los de Francisco no generaban tanto peligro como en el tiempo reglamentario y veían como los locales se hacía más grande. Cárdenas salvó a los suyos y evitó que el equipo altoaragonés estuviese más cerca de pasar la eliminatoria.

Todo cambió en la segunda parte de la prórroga. El equipo de Antonio Hidalgo acusó el cansancio y, a pesar de estar muy cerca de dar la sorpresa, el guardameta rayista volvió a vestirse de héroe y repelió el tiro de Hugo Vallejo. El fútbol es cruel muchas veces. Cuando el Huesca estaba más cerca de anotar, Óscar Valentín marcaría el primer gol del partido en los últimos minutos de la prórroga, dejando a los oscenses sin casi tiempo de reacción. Por si fuera poco, el Rayo sentenció por medio de Isi Palazón en la última jugada, que pondría el cero a dos y sellaría para los suyos el pase a octavos de Copa del Rey ante un Huesca que luchó hasta el final.