Uno de cada cuatro adolescentes aragoneses tienen miopía

En cinco años la graduación de la miopía ha aumentado en dos dioptrías y muchos llegan hasta las seis.
photo_camera En cinco años la graduación de la miopía ha aumentado en dos dioptrías y muchos llegan hasta las seis.

La asociación Salud y Vida ha presentado esta mañana el informe “El estado de la salud visual de los adolescentes en España” que ha arrojado datos alarmantes sobre la salud visual y la miopía en los jóvenes. En cinco años la graduación de la miopía ha aumentado en dos dioptrías y muchos llegan hasta las seis, entrando en valores de riesgo. En Aragón, más del 25% de adolescentes tienen miopía.

Han analizado el estado visual de un total de 4.420 jóvenes, y han colaborado ópticas y centros escolares para poder llevar a cabo el estudio. La doctora del área de Promoción de la Salud de Fundación Mapfre, Eva Arranz ha destacado que la campaña “tiene como objetivo sensibilizar a los jóvenes y sus familias de la importancia de cuidar su visión y revisarla el estado de la misma de forma periódica”.

EL 30% DE LOS ADOLESCENTES TIENEN MIOPÍA

Tres de cada diez españoles necesitan gafas o lentillas para poder ver y casi un 30% tienen miopía. El estudio compara y analiza la evolución de la visión con relación a la miopía en jóvenes de 12 a 18 años desde 2017 y 2022. En 2017 aproximadamente el 70% de los miopes tenían dos dioptrías, sin embargo en 2022 ha aumentado siendo alrededor de un 40% las personas que tienen entre 2,25 y 4 dioptrías y tan solo un 25% aquellas que tienen solamente dos.

Los datos activan las alarmas en las miopías magnas, aquellas se sobrepasan las 6 dioptrías: “No debemos olvidar los riesgos que una miopía magna conlleva: el 10% de los miopes con más de 15 dioptrías, según indican los datos, terminarán en ceguera y el 60% de los desprendimientos de retina se producen entre miopes magnos”, ha incidido la coordinadora de Visión y Vida, Elisenda Ibáñez.

Además, la mitad de los adolescentes han tenido que cambiar la graduación de sus gafas o lentillas en el último año. Y el 66% de los jóvenes confiesan que utilizan el móvil a oscuras antes de dormir, lo que acrecenta los problemas de visión.

El aumento en cinco años se debe “al aumento del uso de pantallas como los móviles a edades muy tempranas”, ha explicado Ibáñez. Los niños hasta los siete años no desarrollan por completo la vista, por que si se exponen a pantallas “acomodan su mirada” a este tipo de aparatos y no permiten un buen desarrollo, de esta manera surgen gran parte de las miopías que hay actualmente.

En Aragón un 25,8% de los jóvenes tienen miopía, aunque están por debajo de la media nacional que se sitúa en un casi 30%. Asimismo, la mitad de la población adolescente aragonesa cree que ve mal y de estos, un 36,9% necesita gafas o lentillas para poder bien. En este caso superan la media española, un 36,2% necesita de esas instrumentos para ver.

El estudio ha determinado también que un 60% de los jóvenes que tienen miopía se encuentran en la etapa universitaria. Además, uno de cada tres casos de fracaso escolar se asocia a los problemas de visión. Ibáñez ha asegurado que “hay una relación directa en la miopía y el uso intensivo de las pantallas”. La OMS considera a la miopía la pandemia del siglo XXI”, ha puntualizado Ibáñez.

FRENAR LA MIOPÍA

Para frenar el aumento de la miopía, los expertos han enumerado una serie de recomendaciones: pasar tiempo en el exterior con una iluminación natural, tomar vitaminas que favorecen a la vista, tener una vida saludable, limitar el número de horas que hacen uso de los dispositivos móviles, evitar que los niños dispongan de dispositivos electrónicos a edades tempranas y pasar una revisión visual al año.

“Hay mucha gente que piensa que la revisión de los ojos de sus hijos no es importante, pero hay que revisarles la vista desde edades pediátricas” para evitar que los problemas de visión empeoren, ha explicado Ibáñez. Por ello, ha expresado la importancia de llevar a cabo informes como este y hacer campaña.