Arrancan las obras para mejorar el acceso a la Unidad de Hemodiálisis del San Juan de Dios

En concreto, se actuará en la entrada principal de la Unidad, situada en la calle de Fray Julián Garás, que sirve de acceso para vehículos privados, taxis y ambulancias. Fotografía: Yolanda Tarancón.
photo_camera En concreto, se actuará en la entrada principal de la Unidad, situada en la calle de Fray Julián Garás, que sirve de acceso para vehículos privados, taxis y ambulancias. Fotografía: Yolanda Tarancón.

El Ayuntamiento de Zaragoza, en colaboración con el Hospital San Juan de Dios, inicia este lunes las obras para mejorar la accesibilidad de los vehículos a la nueva Unidad de Hemodiálisis del centro hospitalario, que atiende al 50% de los enfermos renales en Aragón. En concreto, se actuará en la entrada principal de la Unidad, situada en la calle de Fray Julián Garás, que sirve de acceso para vehículos privados, taxis y ambulancias. Las actuaciones no supondrán el corte del tráfico sobre calzada y sólo afectarán al tránsito sobre una de las aceras.

Las obras, que se alargarán una semana, servirán para crear una suave pendiente que facilite el acceso, eliminando el incómodo badén existente que dificultaba que algunos vehículos, sobre todo los de tipo híbrido, accedieran al recinto. Como consecuencia, se habilitará otro acceso a la Unidad, a través del Edificio de los Hermanos Capuchinos desde el paseo de Cuéllar, para que el Hospital siga prestando su servicio de hemodiálisis.

“Se trata de facilitar la vida, aportar confort y comodidad a personas que acuden a esta Unidad, algunas con dificultades de movilidad, y que en estos momentos no podían llegar hasta la puerta, por lo que tenían que acceder a pie un tramo”, ha explicado el consejero de Urbanismo e Infraestructuras, Víctor Serrano, quien ha destacado la colaboración constante entre el Ayuntamiento y el centro hospitalario. Del mismo modo, la gerente del Hospital San Juan de Dios de Zaragoza, Carmen Vicente, agradece la buena disposición y colaboración con el consistorio “para que esta nueva Unidad sea una realidad” y confirma que estas obras “mejorarán sustancialmente el acceso de aquellos pacientes que actualmente utilizan el servicio de taxis”.

LA UNIDAD DE HEMODIÁLISIS DEL HSJD ZARAGOZA

El Hospital San Juan de Dios de Zaragoza apostó en 2021 por renovar su Unidad de Hemodiálisis ubicada –anteriormente- dentro del propio centro hospitalario, en el Paseo de Colón, 14. Se trasladó a Fray Julián Garás, prolongación del Hospital, y fue equipada con la tecnología de vanguardia y los sistemas de diálisis más avanzados, que la han convertido en uno de los servicios más punteros e innovadores del país. La nueva Unidad arrancó su actividad el pasado 8 de mayo y atiende al 50% de los enfermos renales en Aragón, realizando unas 20.000 sesiones al año.

Cuenta con cuatro salas: dos en la planta baja de 10 puestos cada una, que permiten dializar hasta 120 pacientes, y dos la planta superior, de 5 y 2 puestos, respectivamente, que dializan hasta 42 pacientes. La sala de cinco puestos está destinada a pacientes con enfermedades infecciosas y la de dos a “aislamiento”.

El Servicio de Nefrología del centro, que acaba de celebrar su 50 aniversario, presta una atención especializada integral y multidisciplinar, con una visión holística centrada en la persona, para el tratamiento de pacientes con enfermedad renal crónica avanzada, que se encuentran en tratamiento sustitutivo renal crónico mediante hemodiálisis ambulatoria.

MEJORAS EN LOS ACCESOS A LA MAZ

Por otro lado, la pasada semana el Ayuntamiento inició también obras para mejorar el acceso de las ambulancias y vehículos de proveedores al Hospital la MAZ, para lo que se está modificando el radio de giro desde la calle Bernardino Ramazzini a petición del servicio de Movilidad Urbana. No obstante, en esta localización, los trabajos se prolongarán hasta mediados de agosto y durante este tiempo sí será necerario cortar la calle de Ramazzini en su salida a la avenida de la Academia General Militar. El tráfico se desviará por el camino de La Peseta y la calle del Aquelarre. No obstante se sigue garantizando el acceso a los garajes.