Julio Velázquez, el hombre temido en el fútbol aragonés

Cordero, Velázquez y Sanllehí en la presentación como nuevo entrenador del Real Zaragoza
photo_camera Ni el Huesca ni el Real Zaragoza han vencido a un equipo de Velázquez

Se asienta el nuevo técnico del Real Zaragoza en el banquillo maño con una curiosa estadística: no ha perdido nunca contra su actual equipo ni contra la Sociedad Deportiva Huesca. Ninguno de los dos equipos profesionales en Aragón ha sido capaz de superar a un cuadro con Velázquez como técnico, y eso que se han enfrentado en varias ocasiones. Ahora, en la capital de la Comunidad está de aliado y se espera una reacción para volver a la zona alta.

En el caso del Real Zaragoza, se han visto seis veces las caras, con un saldo de una victoria y cinco empates en favor del técnico. El primer y el segundo enfrentamiento, en la 2013/14, cuando Velázquez dirigía al Real Murcia, se saldaron con 0-0 en La Romareda y 1-1 en el Enrique Roca. La siguiente, al frente del Real Betis, el 2-2 en La Romareda fue el preludio de su despido, mientras que dirigiendo al Alcorcón se enfrentó tres veces. La primera, 1-1 en Santo Domingo; la segunda, 0-1 en La Romareda; y la tercera, 1-1 en tierras madrileñas.

Para los oscenses, los números no son mucho mejores. Más bien al revés, porque este se ha llevado dos triunfos y tres empates contra la Sociedad Deportiva Huesca a lo largo de su carrera. El primer triunfo fue dirigiendo al Villarreal B en la 2011/12, 4-2, mientras que con el primer equipo amarillo, 1-1 la siguiente campaña. Hasta la 2016/17, cuando dirigía al Alcorcón, no volvió a verse las caras con estos, pero ahí estuvo para vencer 0-1 en el reencuentro. Dos empates a uno consecutivos al frente de los madrileños cierran el círculo.

Velázquez, al que se le ha dado bien jugar en Aragón, tiene ahora el reto mayúsculo de dirigir al Real Zaragoza. El nuevo míster tiene la necesidad de sacar adelante un equipo llamado a ubicarse en las alturas, pero que actualmente ha ido cayendo hasta sumar apenas siete puntos de los últimos 33.Recomponerse es clave para no alejarse más de las zonas de privilegio y, sobre todo, de la ilusión por el ascenso a Primera División.