El Real Zaragoza se reencuentra con su afición

Después de casi tres meses, el Real Zaragoza volvió a brindar una victoria a su afición frente al Leganés
Celebración del Real Zaragoza contra el Leganés
photo_camera El Real Zaragoza volvió a vencer y a celebrar en La Romareda. Foto: LaLiga

Después de casi tres meses, el Real Zaragoza volvió a brindar una victoria a su afición. Y su afición, después de casi tres meses, volvió a festejar. Dos partes que no pueden entenderse la una sin la otra se unieron en el Estadio Municipal de La Romareda para recuperar una alegría perdida. La misma que solo puede sostenerse a base de victorias, como la que tuvo lugar frente al líder Leganés y que debe mantenerse para volver a mirar hacia arriba.

Lo cierto es que la grada perdonó lo que había sufrido hasta la fecha. Aquel 0-2 frente al Huesca había quedado en la página de atrás y la hinchada dio una oportunidad al Real Zaragoza. Quizá fue el estreno en el banquillo de Julio Velázquez, la chispa con la que salió el conjunto blanquillo o, simplemente, que La Romareda da oportunidades por doquier. En cualquier caso, ver al Real Zaragoza ganar de nuevo y a la afición con su equipo son grandes síntomas de recuperación.

La nueva etapa de Velázquez ha recuperado detalles de principio de temporada. Por ejemplo, eso de “moverse maños moverse”. En casi tres meses solo se le había escuchado en tono burlón al Huesca después del clásico intercambio de denominaciones. Ese día, “fatos” y “cheposos” terminaron en un “moverse” que, por desaparecer, había desaparecido hasta de la megafonía. Y fue contra el Leganés cuando regresó a los altavoces y, después de los 90 minutos, a la grada de La Romareda.

No se escucharon pitos al equipo blanquillo, ni siquiera al comienzo, cuando Rebollo y Mouriño pudieron provocar el tanto en contra con fallos individuales. La Romareda fue paciente con unos futbolistas que, poco a poco, se fueron soltando, perdieron el miedo y se animaron a buscar la portería. Tras el gol de Maikel Mesa, La Romareda fue consciente de su papel, especialmente en la primera parte. Había que refrendar el trabajo del primer asalto y ambas partes lo lograron a la perfección.

ACOMPAÑADOS EN BARCELONA

El Real Zaragoza prepara su partido ante el Espanyol fijado este viernes sabedor de que ya hay muchos – muchísimos – zaragocistas que se han hecho con su entrada. Se esperan en torno a mil desplazados al Stage Front Stadium este viernes, día de la Inmaculada que precede un largo puente. Ahí, la grada quiere volver a animar, a apoyar a los suyos esperando conseguir tres puntos vitales. Porque con una segunda victoria consecutiva, el cuadro aragonés se acercaría un poco más a la zona de playoff de ascenso. La misma que ahora queda – con permiso del Eibar – a cinco puntos y que podría ubicarse a solo dos.