El lateral izquierdo, primer quebradero de cabeza para Fran Escribá

Las lesiones de los dos laterales izquierdos del Real Zaragoza ponen a prueba a su míster, Fran Escribá
Fran Escribá en la banda dirigiendo un partido
photo_camera Escribá debe decantarse por una opción en la banda derecha. Foto: LaLiga

Las lesiones de los dos laterales izquierdos del Real Zaragoza ponen a prueba a su míster, Fran Escribá. Ni Carlos Nieto ni Quentin Lecoeuche están presentes ni apuntan a estar próximamente con el cuadro aragonés, de ahí que toque hacer movimientos. La situación obliga a poner a un futbolista fuera de su posición natural, y tras el experimento de Fran Gámez cuando todo parecía que iba a ser Francés, puede haber nuevos cambios.

Poco, muy poco se le había visto a Fran Gámez por la banda izquierda. En el otro lado, el lateral había estado más que correcto toda la temporada, siendo cooperador necesario para mantener la portería a cero las primeras jornadas. De ahí que sorprendiese su irrupción en la banda contraria con Francés en el banquillo. Ahora bien, el central llegó con importante carga de la convocatoria con la Sub-21 y se le dio descanso.

Tras el primer pinchazo de la temporada debe imperar la lógica. Francés ya ha ocupado el lateral izquierdo en otras ocasiones, como por ejemplo en su debut ante el Socuéllamos con Víctor Fernández de entrenador. De ahí que sea la opción más lógica. Entonces, Fran Gámez volvería a ocupar la derecha o, en su defecto, Marcos Luna mantendría el puesto que ocupó ante el Racing de Santander.

Teniendo en cuenta que este jueves han entrenado con el primer equipo Vaquero, Borge, Pau Sans y Juan Sebastián, parece que llega la hora de Alejandro Francés. Al menos, para estar sobre el terreno de juego. En cualquier caso no ha subido a entrenar ningún lateral izquierdo del filial, aunque está la posibilidad de poner a un canterano en esa zona no natural. Las opciones son variadas, pero apostar por Francés es, a priori, lo más lógico.

De esta forma, Fran Gámez podría volver a un lateral derecho donde ha funcionado, Mouriño y Jair se mantendrían como pareja de centrales y Francés sería la opción en la derecha. No está claro que es lo que va a suceder, pero el fin de semana pasado ya parecía una opción interesante. Y tras el duelo ante el Racing de Santander, Fran Escribá afirmó que podía haber cambios. El míster tiene ante sí el primer quebradero de cabeza de la temporada y, en principio, tiene argumentos para resolverlo de forma positiva.

Más en REAL ZARAGOZA