El Alcorcón agua la fiesta al Real Zaragoza (0-2)

El Real Zaragoza pierde ante el Alcorcón por cero a dos en La Romareda
photo_camera El equipo aragonés solo ha sumado tres puntos en los últimos cuatro partidos. Foto: LaLiga

Derrota dolorosa. El Real Zaragoza ha caído ante el Alcorcón por cero a dos en el estadio de La Romareda. El conjunto maño empezó dominando y mostrando su mejor versión, pero un error de Jaume Grau, lo aprovechó el cuadro madrileño para adelantarse en el choque. La superioridad seguía siendo local, pero el VAR evitó el empate en la segunda mitad. Los blanquillos bajaron la intensidad, que le valió, de nuevo, al Alcorcón para rematar el partido y poner el final cero a dos en el marcador. El equipo de Fran Escribá ha perdido en unas señaladas fechas por las Fiestas de Pilar y atraviesa un bache tras sumar solo tres puntos en cuatro partidos.

Comenzó el partido con los blanquillos dominando el esférico y generando las primeras ocasiones. Manu Vallejo avisaría primero, pero su disparo se marchó desviado. Los de Escribá, luciéndose y combinando, estaban haciendo sufrir más de la cuenta al Alcorcón. No se habían cumplido los cinco minutos cuando Azón pidió también su turno, pero mandó el balón al larguero de la portería de Jesús Ruiz.

El Real Zaragoza se estaba gustando, pero todo se frenó en seco. Óscar Rivas dejaba el pie atrás y Manu Vallejo caía dentro del área, el colegiado entendió que era una supuesta simulación y acabó amonestando al andaluz. El VAR revisó la acción y mandó a Quintero González a verla. Después de un tiempo largo, indicó un fuera de juego de Bakis, así que no se señaló la pena máxima y retiró la amarilla a Vallejo.

A pesar del parón, el conjunto blanquillo seguía a lo suyo. Atrevidos y convencidos continuaban acechando el gol. Rondaba el minuto 25, cuando un zapatazo de Toni Moya rozaba el palo de la portería rival. Todo estaba en sintonía, un ambiente de fiesta y el equipo lo estaba dando todo en el campo. El Alcorcón apenas había pisado el área rival, pero saltó la sorpresa en La Romareda. En su única aproximación, Juanma Bravo batió a Poussin y anotó el primer tanto, cayendo como un jarro de agua fría entre los maños.

Intentaba sobreponerse el conjunto zaragozano tras el mazazo. El dominio seguía siendo local y el Real Zaragoza no se merecía perder, pero la afición no dejó de animar. Moya volvería a probar suerte antes de cumplirse el tiempo reglamentario con una falta directa, pero su tiro se fue desviado. Siete minutos de añadido, que pasaron muy rápido, terminaron con otra oportunidad tras un cabezazo de Bakis, que Jesús Ruiz detuvo.

SEGUNDA PARTE

Después de pasar por vestuarios, Mouriño, amonestado, dejó el terreno de juego y en su lugar salió Francés. Al equipo maño le estaba costando crear ante un Alcorcón defensivo que quería amarrar los tres puntos. El Real Zaragoza lo intentaba, pero en estos minutos con menos peligro y se quedaban en nada. 

A la media hora del choque, Escribá movió piezas dando entrada a Aguado y Mollejo por Jaume Grau y Bakis. Pero la suerte seguía sin estar del lado maño. Mollejo aprovechaba un balón suelto y marcaba el gol de la igualada, pero el VAR anulaba el tanto por fuera de juego muy justo de Iván Azón.

El tiempo iba pasando a favor de los alfareros. En los últimos quince minutos, apenas se jugó y el Real Zaragoza se estaba quedando sin respuestas contra un rival que se encontraba muy bien plantado en su área. En el 83, el Alcorcón le aguaría la fiesta por completo a todos los maños. El conjunto visitante aumentaría la renta por medio de Yan Eteki y anotaría el segundo gol tras un nuevo error de la zaga zaragocista, esta vez de Marc Aguado.

Sin opciones, los últimos minutos fueron un mero trámite. El Alcorcón se creció y los blanquillos no aportaron nada en la recta final del choque. La suerte acompañó al conjunto madrileño y defendió con todo el resultado ante un Real Zaragoza que se reencuentra con la derrota tras no haber aprovechado el buen momento de la primera parte